¡Holaaaaaaaaaaa caracola!

Aquí estoy de nuevo para hablar sobre diseño web. Ya te habrás leído el artículo sobre el diseño de la home, el de contacto y el de quiénes somos (y si no ya estás tardando maj@). Pues hoy vengo a entretenerte en este día festivo con el diseño de la página de servicios de tu web. 

No vas a encontrar aquí nada que tenga que ver con una tienda online, de eso ya hablaré en otro artículo, porque tiene miga…  aquí te voy a dar algunos consejos para maquetar y diseñar la página de servicios de una web corporativa.

Antes de entrar en faena, me gustaría que entendieras lo importante que es esta página en tu web. Todas son importantes y cada una cumple su función, pero si has conseguido que tu cliente esté en esta página concreta deberías aprovecharlo.

No cabe ninguna duda de que está interesad@ en tus servicios, de lo contrario jamás estaría en esta página, así que ponte guapo y convéncele, ¡vamos a ver cómo!

 

Diseño web: la página de servicios

Quiero que sepas que todo lo que leas aquí es perfectamente matizable con un DEPENDE, cada negocio es un mundo y, como tal, lo son también cada una de las páginas web que existen. Así que si algo de lo que lees no te cuadra mucho, ¡es normal!.

Quizá para tu negocio sea mejor otro punto de vista. Si quieres algún consejo para tu sitio en concreto déjame un comentario con tu página web y te echo una mano =) ¡Allá vamos!

#1. MENÚ PRINCIPAL

El menú es el primer elemento en el que vas a tener que pensar, antes incluso que en los propios servicios. ¿Cómo vas a incluir los servicios en el menú? Pues sintiéndolo mucho, voy a usar por primera vez la palabra comodín de este post: DEPENNNNNDE.

Y depende porque siempre tendrás que buscar la manera de mostrar tus servicios del modo más claro posible, y en este sentido, el número de servicios que ofreces marcará el camino.

#a) Si tienes pocos servicios y claramente definidos

  • Puedes incluir los servicios ocupando un espacio exclusivo para cada uno de ellos en el propio menú principal. Por ejemplo, el gabinete de psicología Yo-Tu tiene dos servicios claramente diferenciados y ambos igual de protagonistas. Por eso, los dos ocupan un lugar central, grande y visible en el menú principal de la web, sin necesidad de hacer un clic previo en la típica sección “servicios”.
  • Otra opción es tener los servicios en una única pestaña con un menú desplegable. Esta opción hay que utilizarla con cuidado porque puede quedar un menú poco usable si configuramos un desplegable gigantenorme que vuelva loco al usuario.
    En el caso del menú azul de debajo es perfecto e incluso se podrían poner algunos servicios más si los hubiera; en el caso del menú en rojo es “discutible”… no solo porque hay muchos servicios, sino porque el nombre de los mismos es bastante largo y dificulta aún más la navegación. Ojo con esto.

Menú desplegable con dos servicios

Menú desplegable con 8 opciones

#b) Tengo bastantes servicios y no sé cómo ordenarlos

Como hemos visto en el menú rojo, demasiados elementos en un menú desplegable no es la mejor opción. Vamos a ver otras posibilidades:

  • Tengo servicios diferenciados pero puedo agruparlos en grupos grandes. Este caso es de los más sencillos y, además, tienes varias opciones de maquetar el menú. Una de ellas consiste en incluir en el menú la pestaña ‘Servicios’ y que clicar te lleve a una página que actuará a modo de índice general.En este ejemplo, tras clicar en ‘Nuestros inmuebles’ llegamos a esta opción donde volvemos a elegir qué tipo de inmueble está buscando el usuario.

 

  • Otra opción es colocar los servicios principales en el menú y que cuelguen de cada uno de ellos sus propios servicios ‘secundarios’. Particularmente, es mi tipo de menú favorito =) aunque ya sabes… ¡DEPENDE! Porque si tienes muchísimos servicios te va a resultar complicado hacerlo así.
  • Por último, cuando tienes muchísimos servicios puedes incluir en el menú una pestaña ‘Servicios’ y que la página de destino tenga tooooooodos tus servicios, ¡así a chorro! En este caso tu aliado es un buen buscador o un sistema que permita filtrar resultados. Esto es lo que hicimos en la página web de ACS del Liceo Francés de Madrid.

#2. EXPLICANDO CADA SERVICIO. ¿QUÉ CUENTO?

¿Cuánta información tengo que explicar sobre mi servicio?, ¿cuánto detalle tengo que dar de cada uno? Espera… ¿A que te sabes la respuesta? ¡DEPENDE!

¿Tu servicio es muy complicado?

No es lo mismo tener un servicio de cerrajería que un seguro a todo riesgo para usuarios de drones. Dependerá de lo complejo o sencillo que sea tu proyecto y los servicios que ofrezcas. De nuevo, eres tú el que mejor conoce los servicios que ofreces. Nadie mejor que tú debería saber explicar a la perfección qué haces.

Párate un momento y piensa: ¿me resulta complejo explicar en qué consisten mis servicios? Si respondes que sí, imagina lo difícil que puede ser para el usuario entender qué haces si ni siquiera te conoce ni ha oído hablar de ti. Si crees que hace falta mucha información, avanti; si consideras que es mejor ser breve y conciso, estupendo también.

¡Sé listo! Piensa en ti

En este punto además de pensar en el cliente vamos a ser un poco inteligentes y pensar en lo que más nos interese como negocio. En Ensalza ya sabes que hablar por teléfono no es la forma de contacto que más nos gusta porque nos resta productividad. Por eso, aunque tenemos el número de teléfono en la web, destacamos los formularios e emails como forma de contacto.

¡Sé listo! Eres tú quién elige cómo quieres que contacten contigo y gracias al diseño de la web puedes guiar inconscientemente al usuario para que convierta según te convenga. Si quieres que te llamen porque pon el número de teléfono grande y visible. Si quieres que te pongan un WhatsApp pon el logotipo y un móvil al lado que invite a escribirte… ¿A que parece bastante lógico? Pues no sabes cuántas veces se pasan nuestros consejos por el forro algunos clientes.

Pero no te olvides nunca de tu cliente

¿De verdad le importa ese chorizo de texto al usuario? De nuevo, aplicando el sentido común, ponte en la piel del usuario y piensa si le apetece leerse 15 minutos de texto explicando lo bien que trabajas y lo bueno que eres.

Deberías poder hablar de ti bien y sutilmente sacando tus mejores virtudes sin necesidad de ser un brasas.

De nuevo tengo que añadir un matiz que veremos más adelante pero introduzco ahora: si tu cliente es un perfil muy técnico. Necesita que se lo cuentes todo. Utiliza tecnicismos y aclara cualquier duda que pueda tener un profesional que conoce perfectamente el sector.

Sin embargo, si tu cliente es el consumidor final y no tiene porqué tener ni idea de tu sector, piensa en la usabilidad, copywriting y técnicas de persuasión y venta más atractivas. Tienes que convencerle antes y mejor que tu competencia.

#3. ¿QUIÉN ES TU PÚBLICO OBJETIVO?

Como te he adelantado antes, es importantísimo que tengas muy presente a quien te diriges.

  • Si tu negocio es Business To Business: utiliza tecnicismos y profundiza en la información del servicio, explicando cada detalle y explayándote si te apetece. Estás intentando convencer a otro profesional de que tú eres la mejor opción, y para ello no debes dejar ningún cabo suelto, Te en cuenta que tu cliente también sabe de esto…
  • Si tu negocio es Business To Consumer: aquí, querido amigo, no lo tienes ‘tan fácil’. Es posible que haya empresas igual que ya tuya ofreciendo un servicio parecido y a precio similar. Debes ganarte al usuario con técnicas como el copywriting, con comodidad, sencillez y creatividad. El usuario que está navegando para ver con quién se queda no va a leerse detenidamente todas tus virtudes. Quiere ver de forma rápida y directa qué vas a hacer por él. ¡Pónselo fácil!

#4. LAS FOTOS JOSE, ¡LAS FOTOS!

Ya hemos hablado en este blog sobre cómo elegir las imágenes perfectas para una página web. Puedes comprarlas, elegirlas libres de derechos en Internet o hacerlas tú mismo.

Me atrevo a decir que las imágenes en la página de servicios son las más importantes en una web. Debes elegir aquellas que representen fielmente el servicio que elijas y que, además, sean atractivas para llamar la atención del usuario.

Dicho así puede parecer sencillo, pero es cierto que al final nos volvemos un poco locos buscando la foto perfecta y terminamos eligiendo la primera que vemos en un banco de imágenes sin copyright. Busca imágenes que acompañen a tu imagen de marca y además representen más el producto final que obtendría el usuario, no tanto el producto en sí. He pensado que con un ejemplo puede resultar más sencillo. Imagínate que tienes una empresa de pinturas y uno de tus servicios es pintar casas… Dime con qué tipo de fotos deberías quedarte.

Enseña el resultado, no el proceso. A nadie le interesa cómo lo haces, ¡le interesa que quede de pu** madre!

#5. LAS PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuántas veces te han llamado o escrito para preguntarte lo mismo? ¿100 veces? ¿1000 veces? Para evitar este tipo de consultas ‘coñazo’ incluye en la página de cada servicio una serie de preguntas frecuentes resueltas.

Siguiendo con el ejemplo del pintor, puedes responder a ‘¿cuánto cuesta quitar el gotelé?, ‘tipos de pintura que utilizáis’, ‘cuántos días tarda en secarse’ y ese tipo de cuestiones con las que más te fríen el cerebro. Además, no solo resuelves cuestiones típicas del usuario sino que puedes conseguir posicionarte en SEO. Beneficio doble.

#6. LLAMADAS A LA ACCIÓN Y PRECIOS… ¡A VENDER!

Una buena forma de incentivar la llamada a la acción es personalizar cada una al servicio concreto que estés ofreciendo.

Si un usuario está navegando en la sección de “Desarrollo web a medida” y en la llamada a la acción lee ‘¿Tienes dudas sobre el desarrollo web? Llámanos y te ayudamos‘ en lugar de ‘Contacta con nosotros si tienes dudas‘… Ahí has ganado puntos.

En cuanto a los precios, dependerá de ti y de los servicios que ofrezcas ponerlos o no. Si tus servicios y precios son cerrados puedes añadirlos en formato de tabla comparativa. Esto se hace mucho en los paquetes de hosting o herramientas digitales por ejemplo. En 3 o 4 columnas te informan de qué incluye cada uno de los packs y el precio de cada uno de ellos.

Si no quieres dar precio de ninguna clase porque no te interesa, deja muy claro que pueden pedirte presupuesto sin compromiso alguno para poder orientar al usuario.

Si me dejas darte un consejo, aunque no quieras dar un precio exacto incluye al menos una horquilla, esto ayudará al usuario a hacerse una idea y evitará llamadas de clientes que nunca te contratarán…

#7. CASOS DE ÉXITO Y TESTIMONIOS

En esta última sección hay una palabra que deberías repetirte sin parar: HONESTIDAD.

Esta parte final de tu página de servicios tiene como objetivo reforzar las dudas que pudiera tener el cliente con testimonios de otros clientes y logotipos de los que ya han confiado en ti.

Ahora bien, no te vengas arriba… si vas a poner opiniones que sean de clientes RE-A-LES. No te inventes las opiniones ni pongas una foto de galería como si fuera un cliente porque SE NOOOOOTA mucho y RESTA credibilidad. Es hacerte un flaco favor a ti mismo.

Y lo mismito pasa con los logotipos: si un día llevaste una carta a Coca-Cola no es tu cliente automáticamente. Elige aquellos más representativos con los que de verdad hayas trabajado.

#8. CONCLUSIÓN

Y para terminar… ¡ÚLTIMOS CONSEJOS importantes!:

  • Navegación: consigue que en un máximo de 2-3 clics un usuario pueda llegar a tus servicios
  • Usabilidad: no olvides revisar cómo se ve tu web desde otros dispositivos y optimizarlo
  • Responde siempre a la pregunta: “¿En qué soy experto yo para ayudar a mi cliente?

Esta ‘guía’ sobre la página de servicios de una web corporativa tómatela como algo orientativo. Cada negocio, servicios, identidad corporativa y páginas web son un mundo, y hacer un artículo que sirva para todos es imposible =)… no me obligues a decirlo otra vez…

Bueno, lo voy a decir gritando: DEPENDEEEEEE!!!

Si quieres que le eche un vistazo a tu página déjame un comentario y ¡hablamos!

Soy la Community Manager de Ensalza, y responsable de redacción y contenidos en marketing.

Me encanta compartir mis opiniones y gustos con los demás y aprender de ellos. Amante de la (buena) música, de Madrid y del aperitivo a mediodía.

[Total:2    Promedio:4/5]

Share This