El momento de puesta en producción de una nueva página web siempre es (o debería ser) motivo de fiesta. Han sido una semanas de intenso trabajo, has pasado por el diseño web, la programación y carga de contenidos y estás deseando que llegue el momento de la subida y todos puedan disfrutar de tu nueva web.

El problema llega a veces en la última fase: aparecen las prisas por tener la web en la calle y se intenta pasar de cualquier manera por los flecos finales para conseguirlo. Las consecuencias pueden ser desastrosas para el proyecto si no prestamos atención a la puesta en producción.

No fastidies una web excelente por no prestar atención a la puesta en producción Clic para tuitear

Por nuestra experiencia en Ensalza, hemos detectado que esas prisas llegan en proyectos aparentemente pequeños. Suelen ser páginas web corporativas, en WordPress y con menos de 50 URLs. En los proyectos de mayor tamaño (o las migraciones con miles de URLs) se suele tener más asumido un proceso más detallado de subida de la web y comprobaciones.

En los “pequeños”, llegado el punto final del desarrollo parece que todo está ya hecho y en unos minutos la web estará 100% online y trayendo clientes. ¡Gran error!

Por todo esto, hemos querido recopilar las principales cosas que comprobamos antes de poner en producción una página web corporativa.

⏰ Pre-puesta en producción: unos días antes de la subida

¡Oh, sorpresa! La puesta en producción no empieza el mismo día de la subida, si no unos días antes (si tienes todo claro, con 2-3 días deberías tener suficiente). Planificar con unos días la subida te ayudará a minimizar los imprevistos y evitará disgustos y malas caras con el cliente.

La mayoría de cosas que comprobamos antes de la subida son temas técnicos y relacionados con el alojamiento de la web.

Dominios y DNS

Primer punto clave: los dominios. Sin querer entrar en temas muy técnicos, los DNS (las ‘reglas’ que le dicen a tu ordenador en qué servidor debe buscar cuando tú le pides que te enseñe www.ensalza.com, por ejemplo) pueden marcar la puesta en producción del proyecto. En ocasiones (sobre todo los dominios .es) pueden llegar a tardar más de 24 horas en propagarse. Y ahí el desarrollador web no puede acelerar el proceso.

Si el proyecto se va a lanzar en un nuevo dominio o se va a cambiar el servidor web, conviene que se prepare técnicamente todo para minimizar el tiempo de cambio. Si todo esto te suena un poco a chino, habla con tu proveedor de hosting que seguro puede ayudarte en toda esta fase.

Validación de los contenidos

Aunque parezca obvio, antes de dar el OK definitivo a la subida de la web conviene que leas una o varias veces todo lo que estás diciendo. Un cambio en el entorno real siempre va a ser más crítico y va a tener más prisa que antes de subirse.

Y la ley de Murphy dice que, justo en ese momento, el desarrollador web no va a estar disponible y te va a tocar esperar unas horas hasta que se corrija el fallo.

No puedes dar el OK para subir una web sin revisar antes todos los textos.

¿Qué deberías comprobar?

  • Datos de contacto: los teléfonos, los e-mails y las direcciones son reales y están correctos.
  • Textos: No existen textos de prueba (los famosos Lorem Ipsum) ni comentarios tipo “Manolito, aquí falta poner el logo de X”
  • Fotografías: Todas las fotos de la web son imágenes libres de derechos o tienes licencia para usarlas en la web.

Migración URLs antiguas

Este es uno de los puntos que más veces he visto pasar por alto en páginas web corporativas. Si vas a migrar o renovar una página web, también hay que prestarle atención a la web actual. Lo ideal es preparar una excel con las urls de la página web antigua

Para hacerlo, puedes apoyarte en el sitemap de la web actual, en las páginas indexadas por Google o en herramientas como Screaming Frog (con la versión gratuita podrás analizar hasta 500 urls).

¿Renovando tu web corporativa? No olvides redirigir las urls antiguas a las nuevas

Una vez lo tengas, debes preparar las redirecciones a la web nueva a través de algún plugin para WordPress como Redirection. O directamente a través del htaccess si no te da mucho miedo mirar código.

La idea es que todas las urls antiguas tengan un equivalente en la arquitectura de la nueva web y así evites el odiado error 404. Tus clientes y Google te lo agradecerán seguro.

Preparar hosting para la puesta en producción.

Otro clásico: el alojamiento web. Antes de subir la página web, asegúrate de tener todos los accesos necesarios (al alojamiento web, servidor FTP, y base de datos, principalmente) y de que el desarrollo es compatible con las tecnologías que maneja el servidor.

Reconozco que me ha pasado alguna vez. Y me da muchísima rabia tener que parar una puesta en producción a la mitad porque no localizo el acceso a la base de datos o no habíamos comprobado qué tipo de servidor iba a alojar la web.

Planificar el día de subida

Esta es más una regla interna que una comprobación técnica como las anteriores.

Nunca, nunca, nunca, nunca, nunca se debería subir una página web en viernes o víspera de festivo.

Párate un momento y piensa qué prefieres ¿tener tu web perfecta el lunes o subirla el viernes a última hora, que falle el sábado y el desarrollador no esté disponible hasta el domingo de urgencia o el lunes?

Hazme caso y espérate un par de días, que no va a pasar nada grave.

Vale, todos lo hemos hecho. Pero después te sientes mal y te pasas todo el viernes con la angustia de ¿y si falla algo? ¿y si me he dejado un plugin sin actualizar? Y esos sábados de tensión no se los deseo ni a mi peor enemigo.

🔨 Puesta en producción: llega el día D (de la subida, vamos)

¡Genial! Ya lo tenemos todo listo técnicamente, no es viernes y ha llegado el día de la puesta en producción. Vamos al lío:

Copia de seguridad de la web actual

Si ya existía una página web, lo mejor es que te guardes una copia del día de hoy, por si hubiera que rescatar alguna información (un texto, una foto) en un futuro cercano. Sí, ya sé que hemos revisado la web nueva en el punto anterior… pero créeme que pasa muchas veces. Guárdala por unos meses, que no te cuesta nada.

Desplegar nueva web

¡Anda! Lo que muchos creen que es un paso único resulta que está el 7º de nuestra lista, a medio camino hasta el final. Ahora sí que ha llegado el momento de coger tu nueva web y ponerla en su nuevo hogar.

puesta-produccion-subir-web

¿Te hemos dicho ya que tenemos nueva página web?

Obviamente, una vez la tengas subida toca comprobar que todo está en su sitio. Presta especial atención a:

  • Las rutas de las imágenes (que no se queden apuntando al dominio temporal).
  • Los accesos al panel de gestión.

Configurar certificado SSL

Si la página web es nueva, o aún no habías dado el paso, este es el momento ideal para que instales un certificado SSL en tu nueva página web. Tachas dos tareas de golpe y te evitas los temidos mensajes de página web no segura que están empezando a mostrar algunos navegadores como Chrome.

Probar el formulario de contacto

Otro de los clásicos: subir la web sin comprobar que los formularios de contacto funcionan y llegan donde deben.

No te cuesta nada comprobarlo. Y así te aseguras que no ha pasado nada durante la puesta en producción y tus clientes van a poder seguir contactando contigo. Aunque también puedes pasarte este punto por alto y dejar que tus futuras consultas se caigan al vacío sin que nadie las reciba:

Y ya que andas mirando esto, comprueba que todos los formularios están correctamente adaptados al nuevo RGPD.

Conectar herramientas de analítica web

Medir es la mejor manera de comprobar si la puesta en producción ha sido un éxito.

Otro punto fundamental, sobre todo para comprobar que la puesta en producción ha sido un éxito, es conectar tu nueva página web con Google Analytics. Bueno, aquí en realidad siempre intento cubrirme con 3 herramientas:

  • Google Analytics, para registrar datos de comportamiento de las visitas a la web.
  • Search Console, para medir el tráfico orgánico, las palabras clave por las que estamos saliendo en Google y detectar a tiempo posibles errores de indexación.
  • Tag Manager, para insertar de manera más sencilla el seguimiento de eventos, conversiones, etc.

En caso de que la web antigua ya tuviera Analytics simplemente deberás copiar el código de la web antigua y ponerlo en la nueva. Y si aún no lo tenía, crear una cuenta nueva, darse de alta en las herramientas y empezar a medir.

Aviso de cookies

Mientras no cambie la reglamentación a nivel europeo, recuerda comprobar si tienes activo el aviso de cookies para tus usuarios. Nosotros solemos tenerlo desactivado mientras desarrollamos y lo activamos solo al final.

Yanira se marcó hace unas semanas un magnífico post sobre la política de cookies, así que no me extiendo más en esto y te invito a que te lo leas.

Velocidad de carga

¿Sabías que Google tiene muy en cuenta la velocidad de carga de tu página web a la hora de posicionarte en sus resultados de búsqueda? Ahora que estás en momento de cambio, dale un repaso a cómo de rápido carga tu web.

La velocidad y los resultados móviles son las 2 obsesiones más claras de Google últimamente.

Para comprobar la velocidad de carga puedes ayudarte de herramientas externas. Mis favoritas son:

¿Quieres profundizar en el tema? Si utilizas la plantilla de Divi para WordPress puedes echarle un ojo a este post sobre cómo cargar Divi en menos de 1 segundo, o buscar por Google información sobre WPO, las siglas técnicas para todo lo que engloba la mejora de velocidad de una página web.

Páginas indexables y no indexables por Google

Antes de dar por concluida la puesta en producción, deberías comprobar dos cosas más:

  1. No tienes marcada la dichosa casilla para impedir que Google rastree tu sitio: esta también confieso que me la he dejado puesta más de una vez por error…visibilidad-en-buscadores
  2. Tienes bloqueado a Google en las páginas que no quieres que se indexen (típicamente, las de aviso legal, cookies, etc). El objetivo de esto es optimizar el rastreo de Google. Te dejo un post muy interesante donde Luis Villanueva habla de esta y otras técnicas SEO: estrategias SEO que funcionan.

📝Post-puesta en producción: unos días después de la subida

Vale, ya tienes la web subida y has seguido todos los pasos. Lo habitual aquí es dejar pasar el tiempo y a final de mes (siendo optimistas), hacer un informe de cómo ha ido el mes, analizar la situación, etc.

Como a mi no me gusta esperar tanto para evitar llevarme algún disgusto grande, suelo esperar solo 3 o 4 días y vuelvo a hacer un chequeo de comprobación sobre la nueva web. ¿Qué puntos comprobamos? Básicamente un par de cosillas.

Formularios de contacto

Sí, soy un plasta con los formularios. Pero si después de 3 o 4 días no han llegado consultas al formulario… vuelvo a hacer un par de pruebas para ver que todo está ok. Me da pánico la posibilidad de que algún potencial cliente esté contactando y le salga un error. A veces intentarán contactar por otro medios, pero otras muchas se irán por donde han venido y les perderás la pista.

Comprobar si todo ha ido bien

Para este punto tan genérico suelo apoyarme principalmente en las herramientas de analítica que hemos visto en el punto anterior.

Alguna de las cosas que compruebo:

  • ¿Estamos recibiendo tráfico en Analytics?
  • ¿Está rastreando Google la página? (para eso puedes buscar en Google site:tudominio.com y comprobar si aparecen ya las nuevas urls). Si hay algún problema de indexación, pásate por Google Search Console para ver si te notifica algún error de rastreo o solo tienes que darle un poco de tiempo.
  • ¿Se están registrando los eventos y conversiones que configuraste en Analytics?
  • ¿Han aumentado en exceso los errores 404?

Si todo esto está correcto, ahora ya sí que sí doy por concluida la fase de puesta en producción. Ya solo queda disfrutar de la página web y empezar a pensar en cómo captar nuevos clientes con ella.

Y tú ¿sigues estos mismos pasos? ¿crees que me he saltado alguno fundamental? Seguro que con las prisas hay alguno que no he puesto en la lista, así que te invito a que te pases por los comentarios y me dejes tu opinión.

¡Hasta el próximo post ensalZeros!

¡Hola! Soy Santy. Analista de desarrollo y marketing online en Ensalza. Por aquí seguramente me veáis hablando de desarrollo web, Google Adwords, de emprendedores y de productividad, principalmente.

Soy zurdo, (muy) cabezota, omnívoro, ingenier-[o/ucho/ito] informático y marketero,así de raro.

[Total:0    Promedio:0/5]
Share This