¿Se puede hablar de cookies sin que el artículo sea un tostón? ¡Yes! A ver, no te vas a tronchar y empezar a rodar por el suelo peeeeeeero… voy a intentar que este artículo no te resulte insoportable, a ver si lo consigo.

En este post voy a hablaros de cookies para los propietarios de sitios web, tiendas o blogs. Si esperas leer aquí que odiamos las cookies como usuarios y que esperamos que queremos que se extingan no sigas leyendo. En Ensalza, we love cookies porque nos ayudan a conoceros mejor y poder ofreceros el contenido que más os gusta (y también nos permiten perseguiros un poquito en alguna que otra campaña, no os vamos a engañar…)

Antes de empezar a leer, tómate este artículo como una serie de consejos basados en nuestra experiencia. Lo ideal para todo lo que tenga que ver con temas legales será que contactes con profesionales del sector, que de esto saben mucho más que nosotros.

 

#1. ¿Qué son las cookies?

Una cookie es un archivo que crea un sitio web para obtener pequeñas cantidades de datos del usuario que está navegando. La cookie se instala en el navegador del usuario y esa información puede ser consultada después por el administrador del sitio web.

Sus principales funciones son:

  • ‘Ayudar’ al usuario: por ejemplo, cuando vuelves a entrar a tu perfil de Facebook y los campos con tu email y contraseña ya están rellenos. Ha sido la cookie.
  • Conseguir información sobre la navegación que hace el usuario y 1. ver dónde fallan las páginas web y mejorar la usabilidad y 2. poder perseguirle un poquito con campañas de marketing asesinas (a veces)

Aunque últimamente el odio ha disminuido, antes había un odio horrible hacia las cookies y existían contra ellas mogollón de mitos como que solo sirven para recabar información personal del usuario por ejemplo. ¿Crees que me (nos) importa, a nivel de marketing, cómo tienes ordenadas las carpetas de tu PC o tus fotos personales? Cero patatero.

¡Tranqui!, las cookies son solamente datos (no código) y como tal no pueden leer ni acceder a ningún tipo de información del ordenador del usuario. SOLO cogen información sobre la na-ve-ga-ción.

#2. ¿Cuándo tengo que instalar el aviso de cookies en mi web?

Si vives en España y tienes una página web, bienvenido al artículo que debes leerte sobre la Ley de Cookies.

Esta ley forma parte de la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico) y te obliga a mostrar un mensaje avisando de que tu sitio web utiliza e instala cookies en el ordenador del usuario.

Esta ley (bla, bla, bla….) surge en julio de 2002 (bla, bla bla…) para regular la expansión de “internet y las nuevas tecnologías de la sociedad de información”. Internet empezaba a petarlo y hacía falta una ley que regulase a tanto gañan que andaba suelto por ahí recopilando información y usándola de mala manera. Ya sabes, como siempre, pagamos justos por pecadores.

¿Y esta ley te afecta a ti? Bueno, como sé que no vas a leer las 32 páginas de la ley, ya lo he hecho yo por ti (¡y te lo he subrayado y todo!). Estás obligado a avisar sobre la política de cookies en tu web si tienes…:

  1. Una tienda online
  2. Un blog en el que tengamos activado un sistema de comentarios
  3. Un foro donde los comentarios se registren
  4. Un blog donde recopilemos correos electrónicos en una lista de suscripción

¿Y si tengo una web corporativa sin más?

Pues dependerá de lo cotillo que seas… si no tienes Google Analytics podrás vivir libre como el viento y sin mostrar el aviso, pero pagarás el alto coste de no tener ni idea de lo que hacen tus usuarios en tu web. En cambio si eres de los que tienen la “fea” costumbre de querer saber algo sobre sus clientes y sí tienes Google Analytics, deberás mostrar el aviso (recomendado) 

Cuando surgió la ley, el usuario tenía que dar el consentimiento explícito de que aceptaba la instalación de cookies, haciendo clic en el aviso para aceptarlo. En siguientes actualizaciones bastaba con que el usuario siguiera navegando por la web como consentimiento de las galletitas. Por eso, habrás entrado en algunos sitios web donde lees “si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies”.

¿Dónde mostrar el aviso?

El aviso de cookies debe estar situado en un lugar visible de la web para que el usuario lo vea nada más entrar a nuestro sitio. Además, debe incluir un botón que nos lleve a nuestra página de política de privacidad y cookies que tengamos.

#3. ¿Cómo instalo el aviso en mi sitio web?

Bien, si cumples alguno de las premisas anteriores deberás instalar el aviso de cookies en tu web. Solo voy a contarte cómo instalar el aviso de cookies en WordPress, que es la plataforma que domino y desde la que puedo enseñarte o responderte a algo.

Si tienes dudas sobre la instalación en otro CMS o en una página web desarrollada a medida déjanos un comentario y entre mis compañeros y yo te ayudamos.

Hay varios plugins de WordPress para tratar el tema de Ley de Cookies en nuestro sitio web. Los encontrarás gratis, de pago, o gratis con versión de pago. Uno de los más sencillos, económicos y descargados por miles de sitios web es EU Cookie Law. Es fácil de instalar, entender, diseñar y publicar. De hecho, es el que utilizamos en este blog.

Una vez instalado, deberás customizar el plugin siguiendo los pasos que el propio plugin te va indicando, y una vez configurado el aviso saldrá en tu web.

También podrás elegir el tiempo que la cookie permanecerá activa en el ordenador del usuario. Durante este tiempo, el aviso no volverá a aparecer a este usuario para no ‘molestar’ cada vez que entra en tu web siempre y cuando no cambies alguna condición en la política de privacidad, porque en tal caso tendrás que notificar de nuevo al usuario de que las acepte.

#4. Qué tengo que poner en el texto

Más allá del propio aviso donde informas de que usas cookies, éste debe incluir un enlace que apunte a una página donde expliques qué son y para qué sirven.

No tiene por qué estar en una página exclusiva para ello, sino que puedes incluirlo dentro del aviso legal en tu web, en un apartado en particular. Por ejemplo, puedes utilizar este modelo de aviso legal con política de cookies.

Antes de ver por qué instalarlo, no te olvides de:

  • Debes poner el aviso en un lugar visible: en la parte superior, en un pop up emergente o en el pie. En cualquier caso, que sea en un lugar evidente. No lo escondas.
  • Es obligatorio mostrar este mensaje a todos los usuarios la primera vez que entren y cada vez que hagas alguna modificación en las cookies, para que vuelvan a aceptarlas.
  • Mini consejo SEO final: ¿cuántas páginas web en España tienen exactamente el mismo texto en su política de cookies? Sí, tropocientas. Indícale a Google no idexe esta página (no index).

#5. ¿Por qué tengo que ponerlo?

Te lo voy a explicar de un modo muy sencillo, como bien sabes “la letra con sangre entra!, así que…

Si no cumples con el aviso de cookies puedes sufrir una sanción muy poco divertida:

  • Sanción leve: hasta 30.000€
  • Sanción grave: desde 30.000€ hasta 150.000€

Ahí es nada. No sé cuánto dinero ganarás en tu empresa pero no creo que te venga muy bien una sanción de este tipo. ¿Sigues encabezonándote con no ponerlas?

#6. Tipos de cookies

Cookies según su duración
  • De sesión

Esta cookie permanece activa únicamente el tiempo que dura la sesión del usuario. No almacena ningún dato en su navegador ni disco duro. Es interesante para analizar la navegación del usuario y ofrecer mejor experiencia según vas estudiando el mercado.

  • Permanentes

A diferencia de las de sesión, estas cookies se almacenan en el navegador y se activan cada vez que se realiza una nueva visita. Tiene una fecha de expiración concreta y después de esta fecha ya no sirve, a no ser que volvamos a mostrar el aviso al usuario y vuelva a aceptarlo.

Cookies según su finalidad
  • Técnicas

Son las imprescindibles para que el usuario pueda hacer un uso normal de la página web. Por ejemplo, son las que permiten que inicies sesión, compartir contenido en redes sociales…

  • De Personalización

Estas cookies permiten que los usuarios elijan algunas de las características de la web por la que están navegando, como por ejemplo elegir el idioma del sitio.

  • De Análisis

Las cookies analíticas son las que permiten a nuestro sitio web conocer las preferencias de los usuarios y estudiar la navegación de los mismos.

  • Publicitarias

Estas cookies estudian el comportamiento de los usuarios para poder ofrecerles después publicidad relacionada con lo que se supone que interesa a su perfil.

Cookies según su gestor
  • Propias

Son las cookies del editor del sitio web. Es decir, las tuyas mismas, las de tu sitio que es el que presta el servicio al usuario.

  • De terceros

Yendo al grano, Google Analytics. Son las cookies que se instalan por otra entidad que no es el editor del sitio, sino por otra entidad que trata los datos a través de las cookies. Vamos, que lo que te decía, las cookies de Analytics.

7. ¿Cómo inscribo mi fichero en la AGDP?

La Ley Orgánica de Protección de Datos, mucho más conocida como LOPD, dice que debemos inscribir el fichero con los datos que vamos recopilando en la Agencia de Protección de Datos (AGPD).

¿Significa esto que cada vez que gane un suscriptor tengo que ir a la AGPD a actualizar los datos?

Pues no, ningún parecido con la realidad. Como bien explica Sergio Gómez, el “término ‘fichero de datos’ es algo abstracto; basta con que tengas un modo de modificar o eliminar algún dato si un usuario te lo pide alguna vez“.

Para “inscribir el fichero de datos en la AGPD” bastará con notificar a la AGPD de que estás almacenando datos de los usuarios que llegan a tu sitio web y qué tipo de datos son los que recoges. Para notificarlo, debes hacerlo a través del Servicio Electrónico NOTA.

Sigue los pasos de “Iniciar nueva notificación” y cumpliendo con la ley en 3…2…1… ¡YA!

#8. Cómo borrar las cookies como usuario

Una vez que has aceptado una cookie eres muy libre de borrarla al minuto de instalarla. Por lo general, bastará con abrir tu navegador, clicar en el menú y elegir una opción que casi siempre dirá algo como “Borrar datos de navegación”.

Aun así, lo mejor es que veas el tutorial que ofrece cada navegador para borrar las cookies, como somos muy majos, aquí te mostramos cómo hacerlo en los 4 navegadores más comunes:

#9. Ejemplos cuquis de cookies

He querido traerte algún ejemplo original de política de cookies para que veas que no tienes porqué ser aburrido para cumplir con la ley:

  • Yorokobu: creatividad en estado puro

  • Menéame: sin molestar

 

  • Pepephone: cocinando

#10. Por qué quizá este artículo no sirva de nada

¿Has llegado a leerte el artículo hasta aquí? ¡ENHORABUENA! Has ganado el premio a la paciencia leyendo temas legales:

Pero siento tener que decirte esto: a lo mejor lo que acabas de aprender no sirve de nada.

El Parlamento Europeo dijo en enero de 2017 [en francés] que para marzo de 2018 dejará de obligar a los propietarios de los sitios web a mostrar el aviso de cookies.

De momento quedan meses y, aunque todo parece indicar que sí se aprobará, hasta que no se confirme ¡no quites tu aviso!

Concluyendo…

Si tienes cualquier duda sobre este tema déjame un comentario y nos ponemos manos a la obra para ayudarte =) O también puedes suscribirte para leer nuestras divertidas newsletters [dos al mes] y olvidar que acabas de leerte un ladrillo que a lo mejor no te sirve de nada 😉 Por último, si quieres llevarte este artículo en la manita, puedes descargártelo en PDF.

Soy la Community Manager de Ensalza, y responsable de redacción y contenidos en marketing.

Me encanta compartir mis opiniones y gustos con los demás y aprender de ellos. Amante de la (buena) música, de Madrid y del aperitivo a mediodía.

[Total:2    Promedio:5/5]

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar