Los 6 asesinos del marketing

¡Hola!, ¿qué tal? Seguro que estás aquí porque has leído el sensacionalismo de Los Asesinos del Marketing y no has podido resistirte, ¿verdad? No es que sea muy SEO, pero cumple su función: despertar tu curiosidad, hacer un poco de autocrítica con el sector del Marketing, y de paso echarnos unas risas.

Podría haberlo titulado: “7 maneras de multiplicar por 100.000 tus ventas y lograr que tus clientes te compren un chalé en La Moraleja con 5 cuartos de baño alicatados con oro de 18 Kilates”. Un título que tampoco sería nada SEO (ni ético) pero claro, a quién le importa el SEO (y la ética) cuando puedes lograr miles de visitas y followers borregos dispuestos a compartir cualquier pamplina con tal de lograr sus propios followers borregos (cuidado que empiezo fuerte…).

Y es que tengo la sensación de que entre todos estamos matando al marketing. Bueno, realmente lo que nos estamos cargando es el buen marketing, el que se hace con un mínimo de sentido común.

Pero claro si suelto esto así, sin anestesia ni nada, seguro que te quedas con el culo torcido.
– “¿Yo?, ¡yo que voy a matar! ¿Qué me estás contando? ¡Flipao! Si no me conoces de nada…

Así que para evitar que me partas la cara en el próximo networking en el que nos encontremos, he decidido inventarme una banda organizada. Así, los marketeros podremos dormir con la conciencia tranquila teniendo a alguien a quien acusar e insultar.

En un alarde de originalidad extrema he decidido llamarles: Los 6 Asesinos del Marketing.

Así dicho no parece gran cosa, pero si lo dices con la voz de Gloria Serra de Equipo de Investigación te cagas vivo:


Imagen de elmundo.es

Venga, que te presento a los integrantes de esta peligrosa banda:

  1. El Copywriter Sin Escrúpulos
  2. El Remarketing Acosador
  3. La Automatización Robótica Asesina
  4. El Seguidor Fantasma
  5. El Regalo Bomba
  6. El Falsificador

Antes de describirlos uno a uno permíteme contarte brevemente porqué he decidido escribir este artículo.

¿Por qué te cuento todo esto?

Pues porque a diario veo como muchos “profesionales” del marketing se vienen arriba ofreciendo técnicas infalibles para lograr el éxito empresarial, métodos que al parecer hay que usar obligatoriamente si quieres que tu negocio triunfe y cientos de trucos para comerte a tu competencia en un tiempo récord.

Y no sé a ti, pero a mi esto me suena a charlatanería barata si no me lo dice alguien que lo haya demostrado en primera persona. Alguien que realmente haya logrado el éxito empresarial comiéndose a su competencia en un tiempo récord… Qué mínimo, ¿no? Si no es así no deberíamos cargarnos tanto de razón.

Pues de eso precisamente quiero hablarte en este artículo, de no perder el Norte. O mejor dicho: de no perder la confianza de tus clientes que son quienes mantienen vivo tu negocio.

Marketea con moderación, es tu responsabilidad…

¡OJO!: No pretendo dar lecciones a nadie, ¡solo faltaba! Solo quiero compartir contigo con un poco de humor la sobredosis de marketing que estamos sufriendo. Y si de paso consigo miles de visitas y followers borregos fieles pues ¡mejor que mejor!

Ahora sí, estos son malos:

1 # El Copywriter Sin Escrúpulos

Maestro generando curiosidad. Dios del sensacionalismo y las verdades absolutas.

Un buen titular es siempre el mejor modo de captar la atención de tu cliente, y eso no tiene discusión. El problema es pensar que con eso basta.

No seré yo quien dude de la efectividad de un buen copywriting. Es un método muy eficaz que te ayuda a convencer, a captar la atención de tu cliente, a diferenciarte de tu competencia y si lo haces bien, incluso a enamorar perdidamente.

Pero, ¿qué pasa cuando todo el mundo usa los mismos métodos infalibles? Pues que se vuelven falibles.

Sí, no pongas esa cara, la palabra existe, que la he buscado:

El Copywriter Sin Escrupulos está petando Internet de titulares tipo Sálvame…

Copywriting muerte al marketing

Y es que no todos somos Maïder Tomasena (de hecho sería muy raro… algo así como la adaptación marketera de Cómo ser John Malkovich) ni tenemos la creatividad y conocimiento suficientes como para hacer copys profesionales, originales y creativos.

¿Y qué hace nuestro amigo El Copywriter Sin Escrúpulos? Pues usar titulares gancho más vistos que el tebeo y andando… Pues no, eso está muy feo.

Todos sabemos que debemos trabajar los titulares de nuestros artículos para hacerlos más atractivos y lograr más visitas. Pero el objetivo no es solo que el usuario “haga clic”, si llamas su atención con un buen titular, más te vale cumplir sus expectativas en el contenido, porque si no esa visita a tu web no habrá servido de nada.

Parece un poco absurdo el ejemplo, pero es como si te gastas una pasta en carteles y publicidad para que los clientes vayan a tu tienda y cuando llegan no hay nadie para atenderles.

El buen copywriting no es solo un titular llamativo capaz de generar curiosidad y muchos clics. Toda tu comunicación, tus textos y tus imágenes tienen que tener el mismo poder de atracción.

Ten cuidado porque El Copywriter Sin Escrúpulos anda suelto y cuando menos te lo esperes se puede apoderar de ti. Yo mismo me he marcado algún titular alguna vez que cuando lo veo hoy en día me hace sentir vergüenza ajena…

Consejo:

Si usas el copywriting porque has leído que es infalible o porque todo el mundo lo usa no te va a funcionar tan bien como crees.

Primero genera un buen contenido del que te sientas orgulloso. Una vez que lo tengas sí. Utiliza un buen copy para lograr el mayor número de visitas que puedas.

Reserva los buenos titulares para los buenos contenidos. Es más, si puedes haz siempre buenos contenidos.

2 # El Remarketing Acosador.

Al principio sorprende, incluso te cae simpático. Pero muy pronto se convierte en tu peor pesadilla.

El remarketing (el bueno, no el delincuente) nos permite volver a impactar con anuncios a quien visitó en algún momento nuestra página web. La probabilidad de éxito si usamos el mensaje adecuado en el momento justo es muy alta, por lo tanto es natural que cada vez lo usemos más en nuestras campañas de marketing.

Hasta aquí poco más que decir… ¡¡Esto es la bomba!!

Por ejemplo, si una persona ha estado navegando por nuestra tienda online (nos conoce), ha aceptado nuestras inofensivas cookies y se ha planteado comprar uno de nuestros productos, no tiene nada de malo ponérselo en bandeja otra vez… ¡Lo estamos haciendo por su bien!

Pues mucho cuidado, porque El Remarketing Acosador acecha.

La línea que separa un ‘cliente recuperado’ de un hater que nos odiará para toda la vida es más fina de lo que crees.

No seas brasas hombre… deja a la gente vivir, pesado, cansino, ¡¡¡acosadoooooor!!!

Te pongo un ejemplo del mundo real para que nos demos todos cuenta de lo ridículo que resulta un remarketing demasiado intrusivo:

Mari Carmen y el miedo:

Pongamos que Mari Carmen entra a una tienda de ropa de su barrio porque le ha gustado un pantalón que hay en el escaparate.

Mari Carmen: – ¡Hola, muy buenas! Quería probarme ese pantalón rosa paloqué gracia me hace ese nombre de color…  😉

Dependiente: – ¡Claro que sí guapi! Te saco tu talla, te va a quedar fenomenal reina…

Mari Carmen se lo prueba y le gusta como le queda. Pero paralelamente mira de reojillo la etiqueta con el precio y se lleva un pequeño susto.

Tiene que pensárselo. El pantalón le gusta pero ahora mismo no le viene bien pagar esa cantidad.

Dependiente: – ¿Qué tal guapa?, ¿cómo te ves?.

Mari Carmen: – Pues no sé, me gusta pero tengo que pensármelo.

Primer acoso: Ojo

Dependiente: – Llévatelo mujer, pareces una modelo. Solo me queda uno. Me los quitan de las manos, mañana probablemente no lo tendré…

Hasta aquí todo normal… Algo cutre el intento de cerrar la venta por parte del vendedor pero comprensible.

Mari Carmen sale de la tienda con sudores fríos porque la situación ha sido un poco incómoda y va a la oficina de Correos porque tiene que mandarle un paquete a su primo del pueblo.

Se pone en la cola (porque en Correos siempre hay cola).

Y empieza a escribir por Whatsapp a su primo: “Hola Juanillo, ya estoy en Corr… “  Nota que le tocan en el hombro… ¡Coño!, el dependiente de la tienda…

Segundo acoso: Danger

Dependiente: – ¿Qué tal preciosa?. Pues nada, que como te ha gustado el pantalón pienso que tienes la obligación de comprármelo hoy mismo. He decidido no darte margen para pensar porque ahora tu intención de compra está ahí latente… y como estás en el momento justo de la conversión he decidido aparecer en forma de banner. Solo para que veas mi logo y eso.  Soy encantador, estoy haciendo marca.

Mari Carmen: – Je je… sí bueno… mmmm ejem ejem… 

El mero hecho de aparecer otra vez tan pronto puede suponer una especie de amenaza para tu cliente. Eres pesadito y el pantalón tampoco es tan precioso…

Tercer acoso: Loco / Miedo

No contento con aparecer de repente, el vendedor decide esperar a Mari Carmen a la salida de Correos y enseñarle todo su muestrario de productos relacionados.

Dependiente: – Mira, vamos a hacer una cosa. Como sé que te gusta el rosa palo, me he traído un jersey de cuello vuelto, dos blusas y unas gafas de buceo en el mismo tono. ¡Y el pantalón claro! ¿Qué?, ¿cómo te quedas?, ¿me lo compras todo ahora mismo verdad?

Podría seguir con la historia de Mari Carmen, el acosador y el primo Juanillo que ya les he pillado cariño y la historia tiene para largo, pero creo que ha quedado claro.

Por desgracia El Remarketing Acosador últimamente está echando horas extra… es como el Negro del Whatsapp. La primera vez te partes la caja, pero cuando te lo han mandado 764 veces pierde gracia.

Seguro que tú también ves a diario muchas campañas de remarketing que duran demasiado tiempo y que están rematadamente mal hechas.

A mi me han llegado a hacer remarketing incluso cuando ya había comprado el producto en esa tienda… y ojo… ¡¡ofreciéndomelo más barato!! Te sientes tonto y no es como me quiero sentir cuando me compro algo…

Consejo:

No hagas remarketing a no ser que sepas hacerlo. Es una herramienta tremendamente efectiva pero solo si la usas bien.

Puede que estés pensando que empresas como Amazon o Booking hacen unas campañas de remarketing salvajes (porque lo hacen) y no les va nada mal. Ya querido amigo, pero tú de momento no eres Amazon ni Booking.

PD: Si eres Amazon o Booking déjame un comentario ¡por favor!, que mis amigos no me van a creer. jeje

3 # La Automatización Robótica Asesina

Alias: “Su tabaco, gracias”

La Automatización Robótica Asesina no es más que una delincuente común; porque desgraciadamente cada vez es más común encontrársela (¿has visto que juego de palabras?, vaya genio se perdió la generación del 27…)

Cada día salen al mercado nuevos sistemas de automatización que nos hacen la vida más fácil, herramientas como Hootsuite o Buffer se han convertido en imprescindibles para gestionar el perfil social de tu empresa y no morir en el intento. Y otras como IFTTT, que además de ayudarte en tus redes sociales te permite automatizar muchas otras tareas y mejorar tu productividad.

La Automatización, el Copywriting y el Alcohol: Siempre con moderación.

Una de las Automatizaciones Robóticas Asesinas más típicas y que me suelen crispar los nervios es el DM automático en Twitter por ejemplo.

Si yo te entiendo hombre, a todos nos falta tiempo y queremos atender lo más rápido posible a todo el mundo, pero si lo haces al menos hazlo bien. No hace falta que seas el más rápido en responder, basta con que no hagas que me arrepienta de seguirte.

Dejemos una cosa clara. Si yo te sigo en Twitter es porque hay algo en tu perfil que me gusta.

Si nada más seguirte recibo un mensaje privado que me dice: “Hola David, gracias por seguirme. Apúntate a mi curso superchulo de Copywriting: Cómo crear títulos irresistibles que enamoren” (vaya, qué novedad ¿verdad?) puede que ya no me guste tanto tu perfil.

Sigamos poniendo a caldo las automatizaciones en Twitter…

Seguro que has visto más de una cuenta donde su timeline consiste en 95 tweets con agradecimientos automáticos por seguirle o por retuitearle… pufff que poco personal, ¿no?.

Ojo no me entiendas mal, está muy bien ser educado y agradecido. Pero claro, si lo haces igual que un surtidor de gasolina o una máquina de tabaco pues como que no.

Las primeras veces que me encontré con agradecimientos automáticos de este tipo fueron para grabarme en vídeo…

Yo, que he sido educado en colegio concertado y que siempre devolvía las pelis al videoclub rebobinadas respondía amablemente:

– ¡Gracias a ti majo! Si saco un rato me apunto a tu curso… Joder que puta manía con hacerme sentir idiota…

Se nos rompió el (intento de) engagement de tanto usarlo.

Consejo:

Las publicaciones automáticas en tu blog y redes sociales te ayudan a organizar tu tiempo, son muy útiles pero no significa que puedas desentenderte de todo. Te aconsejo que sigas siendo persona.

La máquina de tabaco con la voz más aterciopelada del mundo nunca va a poder competir con Manolo, el estanquero dicharachero que te pregunta por tu familia, sabe lo que fumas y de vez en cuando te regala un mechero. Escuchar “Su tabaco. Gracias” no hace clientes.

No seas incongruente… tanto hablar, leer, escribir y dar lecciones sobre Marca personal y de repente te da por convertirte en un robot. Lo que hay que ver…

4 # El Seguidor Fantasma

También conocido como: Mira que gorda la tengo o simplemente El Fantasma.

Seguidro fantasma. Asesinos del marketing
Fiesta vector designed by Freepik

Con este no puedo de verdad.

Los Seguidores Fantasma (porque hay muchos) son auténticos maestros en el arte del disfraz. En nuestro sector suelen adoptar la forma de Gurú que todo lo sabe.

A ver si te suena este perfil:

“Expertos en Marketing” de los que no he oído hablar en mi vida y con una trayectoria profesional al menos dudosa. Con 54 Tweets publicados por ejemplo. Siguiendo a 81 privilegiados y siendo seguidos por 37k.

Se nos está yendo la cabeza con tanto aparentar. ¿No crees?

Como se rumorea que el éxito consiste en seguir a muy poca gente y tener miles de seguidores, pues los listos de turno deciden seguirte, esperar a que les sigas y dejar de seguirte (todo automatizado claro). ¡Bravo! Una estrategia perfecta para ser un fantoche de manual.

Si a esto le sumamos que además compran seguidores como el que compra el pan pues ya está el círculo cerrado. Soy un Gurú. ¿No ves mis números?. Me sigue medio planeta ¡por Dios!

Adórame tanto como me adoro yo mismo… uahahahah uuahahaha (ponle tono de malo de película para sentir miedo y tono de Gloria Serra para sentir auténtico terror del bueno).

Yo a día de hoy vivo esto en primera persona, te cuento mi caso:

El twittero insignificante.

Pese a que abrí mi cuenta de Twitter hace tiempo, la verdad es que no he empezado a usarla en serio hasta hace un par de meses más o menos.

En ese mismo instante comprendí que mis menos de 100 seguidores me convertían en una especie de paria twittero demasiado indigno para ser seguido por nadie… insignificante (porque doy por sentado que ese es el motivo de que no me sigan, ya que mis contenidos ¡son la hostia! jaja)

A mí no me importa, sigo a quien me parece interesante, trato de aprender de todo el mundo y aporto lo que puedo, ni más ni menos.

Bueno sí me importa, no voy a ir de digno a estas alturas… me toca las narices los cojones que El Mira que gorda la tengo de turno me utilice para engañar a la gente.

Como dije en otro de mis artículos:

Si tratas de aparentar lo que no eres, solo estarás demostrando lo que eres…

Consejo:

Sé tú mismo siempre (a no ser que seas idiota, entonces entiendo que quieras ser otro…)

5 # El Regalo Bomba

¿Te han hecho alguna vez un regalo de mierda y has tenido que poner buena cara?. – No hay más preguntas señoría. 

Regalo bomba. Asesinos del marketing
Diseñado por Freepik

Aquí voy a intentar ser breve (aunque ya te habrás dado cuenta de que la brevedad no es mi punto fuerte).

El Regalo Bomba pretende asesinar al Marketing regalando cosas… no parece muy peligroso a priori, pero resulta devastador cuando le quitas el envoltorio a su obsequio.

Este delincuente es un artista envolviendo. Me río yo de los envolvedores del Corte Inglés en Navidad.

El peligro de este tipo es que no suele actuar solo, hace muy buenas migas con El Copywriter Sin Escrúpulos y envuelven joyas de este estilo:

· Consigue gratis mi superguía para hacerte rico en 10 minutos y sin esfuerzo.

· Suscríbete a mi newsletter y llévate gratis mi infoproducto inventado.

· Descárgate mi E-book: “Soy la hostia y te mueres de ganas de ser como yo porque tengo más éxito que nadie”

Bajo mi punto de vista, si le regalas algo a alguien con el fin de que lo disfrute, lo use, lo guarde e incluso lo comparta, deberías trabajarlo bien para estar seguro de que resulta útil.

Pero voy más allá, ¿de verdad sabes tanto como para dar lecciones a los demás?. Piénsalo, no tengas prisa. A lo mejor todavía estás en la fase de aprendizaje, no quieras correr tanto…

No busques atajos, dedícate a currar.

Yo me he descargado muchísimos de estos productos y la verdad es que me he encontrado de todo.

Desde E-books que considero obras maestras y que me han enseñado mucho más que cursos enteros de pago, hasta auténticas tomaduras de pelo con cinco páginas mondas y lirondas de material refrito.

Sí, en ambos casos sus autores tienen mi dirección de e-mail, por lo tanto pueden considerar que su estrategia Lead Magnet ha sido un éxito. Peeero…

¿Dónde está el éxito?, ¿de verdad crees que tener un e-mail o miles de ellos te servirá de algo si no eres capaz de convencer a nadie de que eres un auténtico profesional?

Como bien sabes, hay muchísimos sitios web donde se “regala” este tipo de material y seguro que alguna vez ha caído en tus manos uno de los buenos.

Te recomiendo que le eches un vistazo a cualquiera de los E-books de Vilma Nuñez y los compares con el tuyo. Desde luego no te pido que estés a su altura, pero sí que hagas un poquito de autocrítica con tus contenidos…

En torno a esto gira este ladrillo de artículo, no existen métodos infalibles para triunfar. Tu estrategia de Marketing solo será efectiva si eres bueno en tu trabajo, como ha pasado toda la vida vamos.

Consejo:

Si no quieres que El Regalo Bomba te estalle en las manos y asesine a tu estrategia de Marketing debes pensarlo muy bien antes de decidir regalar “La guía definitiva para lo que sea…”

No hagas perder el tiempo a tus suscriptores, no ganarás absolutamente nada con ello por muchas descargas de E-books que te diga Analytics que has conseguido.

6 # El Falsificador

Alias: El ladrón de ideas

Falsificador. Asesinos del marketing
Diseñado por Freepik

Cualquier banda de crimen organizado que se precie cuenta en su plantilla con un fino falsificador. Observa una obra original y, en segundos, es capaz de imitarla.

Con esto de que el contenido es el rey (una gran verdad, por cierto), todos andamos como locos con generar contenido de calidad.

Bueno matizo, algunos andamos como locos intentando generar buenos contenidos y otros se dedican a buscar contenidos que otros se han currado para plagiarlos de mala manera… Pufff que feo.

En Internet hay tantísimo contenido que es inevitable tener influencias. Es normal que algo que hemos leído en algún sitio nos haya inspirado para escribir nuestro propio artículo, pero…

Encontrar un buen artículo, hacer Ctrl+c, pegarlo en un Word, cambiar el orden de los párrafos y buscar sinónimos a algunas palabras para que Don Google no te penalice no es inspiración pequeño cabroncete…

Se llama Plagio, y es una infracción del derecho de autor como una casa.

Si has leído un artículo que te ha motivado o te ha llegado a la patata, lo mínimo que puedes hacer es agradecérselo a su legítimo dueño. Tu Karma estará muy contento, y el autor también.

Es más, si creas tu propio contenido sobre ese mismo tema tratando de aportar tu granito de arena y además citas/enlazas al artículo que te inspiró, el lector también lo agradecerá.

– ¡Si hombre! Voy yo a enlazar a mi competencia… Ya ya, ¿te crees que soy tonto?

Pues tú verás, pero en mi opinión le estarás demostrando a tu posible cliente que teniéndote cerca va a aprender mucho y que encontrará contenido muy interesante.

Consejo:

¿De verdad es necesario que te de un consejo? No copies, ese es mi consejo.

Bueno, como veo que tienes ganas de recibir consejos, aprovecho para darte otro menos obvio que el anterior pero igual de útil: prueba las pastillas para el lavavajillas del Lidl. Van fenomenal y son súper baratas 😉

CONCLUSIÓN

Somos humanos, y evidentemente si todo el mundo dice que haciendo tal o cual cosa se logra el éxito, pues nosotros vamos y lo hacemos. Hasta ahí todo normal.

Si no lo hiciéramos no nos lo perdonaríamos en la vida… ¿Te imaginas el día de mañana todo el mundo con éxito, con miles de followers, millones de euros y la clave de la felicidad en la mano?  Y tú y yo aquí, pobres como las ratas.

Y todo por no usar un titular con gancho y no haber regalado un infoproducto a tiempo… Suena ridículo, ¿verdad?

Y es que a pesar de ser humanos también podemos ser inteligentes (o intentarlo al menos), y entender de una vez por todas que no existen fórmulas milagrosas para nada.

El éxito solo llega trabajando.

Todos los que nos dedicamos al marketing o tenemos un negocio por Internet estamos obsesionados con alcanzar los famosos objetivos. 

Estos objetivos pueden ser muchos y muy diferentes, podemos llamarles conversiones, leads, ventas, suscripciones a nuestro blog, contactos, seguidores, solicitudes de información, fans en nuestra página de Facebook…  Les llames como les llames, no sirven de nada si tomas por tonto a tu cliente.

  • Si utilizas un título de copywriting sensacionalista a tope para lograr una visita a un artículo de tu blog.
  • Si ese artículo lo has plagiado de algún sitio.
  • Si le pides al lector que te dé su e-mail para mandarle automáticamente un E-book deshonroso.
  • Si además aprovechas su visita para inyectarle una cookie y así poder acribillarle con remarketing del chungo.
  • Y para colmo le pides que te siga en Redes sociales solo para poder fardar de seguidores…

Amigo mío, estás tomando a tu cliente por tonto, y yo no conozco a nadie que haya triunfado con esa estrategia.

Y aquí termina mi artículo. Sé perfectamente que no se va a posicionar bien en Google. Es más, me sorprende mucho que hayas llegado hasta aquí leyendo este artículo. ¡Gracias!

También sé que no voy a lograr miles de nuevos seguidores. aunque si quieres ser mi follower borrego  querido follower estaré encantado de recibirte: @dcrespoMKT

Al menos espero que te hayas divertido leyéndolo tanto como yo escribiéndolo y que me ayudes a luchar contra la peligrosa Banda de Los 6 Asesinos del Marketing.

Por cierto, a mí solo se me han ocurrido estos 6 bandidos, ¿crees que me falta alguno?. Cuéntamelo en los comentarios si quieres.

Es más, cuéntame en los comentarios lo que te apetezca, como si me quieres hablar del rosa palo. Solo faltaba 😉

Imagen portada:Cartel vector designed by Freepik

Hola, soy David! Director de Marketing de Ensalza y enamorado de mi profesión. No me considero experto en nada, pero sí muy curioso y con ganas de seguir aprendiendo.

En mis artículos me muestro tal y como soy, no me gusta aparentar y mucho menos aburrir al personal hablando de cosas muy técnicas.

Siempre que puedo uso el humor en mis post, así me puedo desahogar y repartir un poco de cera sin que nadie se enfade…

[Total:18    Promedio:4.5/5]

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar