La fotografía profesional es uno de esos sectores en los que el intrusismo y la competencia voraz (y de dudosa ética) están a la orden del día.

Tengo varios amigos y conocidos fotógrafos de profesión. El otro día, uno de ellos me lo comentaba:

  • Santy, estoy cansado del sector y de lo poco profesionales que son algunos. De verdad, parece que piensan que la única salida para hacerte un hueco en el sector es tirar los precios, regalar tu trabajo o intentar abarcarlo todo por variopinto que sea.

Cuando le escuchaba me sonreía, porque me resultaba familiar la cantinela: el diseño, el desarrollo web, el marketing online y, por lo general, todas esas profesiones creativas, no regladas o poco reguladas en las que “casi cualquiera” puede ejercer, sufren este intrusismo.

  • Por las fotos no te preocupes, que las hace mi sobrina que tiene una cámara de esas grandes (también puedes sustituirlo por cara, moderna, buena…)
  • ¿La web? Sí, sí, me la va a hacer el hijo de mi cuñado, que se le dan muy bien los ordenadores…
  • ¿Pero me vas a cobrar por esto? ¡Si es un dibujo, y a ti te gusta dibujar!

¿Te resultan familiares? Bueno, aunque nosotros en Ensalza hemos sufrido de primera mano algunas de ellas o similares, este no es uno de mis artículos de quejas variadas.

Como le dije a él, vamos a darle la vuelta al asunto y a buscar oportunidades reales.

fotografia profesional

 

Cuando te mueves en entornos tan hostiles a veces es complicado recordar lo verdaderamente importante cuando emprendes un negocio: qué demanda tu cliente, cómo se lo puedes ofrecer y de qué modo vas a afrontar tu trabajo. Estos valores van a marcar tu trayectoria, tu marca personal y, en definitiva, la viabilidad de tu negocio.

¿Regalar tu trabajo o ser un experto? Te toca elegir Clic para tuitear

¿Existe otra manera de conseguirlo? Desde mi punto de vista, cada día que pasa le veo menos sentido a las “soluciones integrales”; y creo firmemente que el éxito pasa por la especialización, la fuerza de tu marca personal (individual o de empresa) y la capacidad para ser diferente a tu competencia.

Esto sirve (y servirá) tanto si te dedicas a la fotografía profesional como si eres diseñador o un tienes una tienda online.

¿Por qué especializarse? 7 beneficios clave

Porque…

Puedes aportar una personalidad única a tu marca

¿Una marca única o la misma empresa aburrida? Muchos fotógrafos profesionales ofrecen sus servicios sin distinguirse. Ofrecen lo mismo que todos, casi de la misma manera y sin aportar gran cosa.

Ponte en situación: busca en Google tu servicio principal y abre 4 páginas web al azar. Y entra también en tu página web.

Si no te conocieras, ¿serías capaz de distinguir tu logo y las secciones de tu página web del resto? ¿Has visto algo digno de recordar (en el buen sentido) en alguna de ellas? ¿Ha sido en la tuya?

Si la respuesta ha sido NO a las tres preguntas, tengo una noticia buena y una mala:

  • La mala: si ninguno destaca y no existiera nadie más en el mercado, en el mejor de los casos tendrías un 20% de posibilidades de captar la atención del cliente. Pero lo estarías dejando todo al azar.
  • La buena: si ninguno destaca, ¿a qué estás esperando para ser tú? Empieza a construir una marca que sea digna de recordar por tu cliente. Podrías multiplicar ese 20% y tener capacidad para captar de verdad al cliente que buscas.
Captar un cliente no es cosa de azar: encuentra tu nicho y consigue que te recuerden Clic para tuitear

Te costará menos producir

Vale, estamos hablando de fotografía profesional y no de una cadena de montaje. Pero si ya has elegido qué fotógrafo quieres ser y has decidido especializarte, poco a poco irás automatizando los procesos menos creativos.

No pienses en la automatización como algo malo. Vas a mejorar los procesos mecánicos (administrativos, de gestión del cliente, de procesado, de entrega del producto…) y vas a poder dedicar más tiempo a aportar ese punto diferenciador a tu trabajo.

Automatiza procesos para dedicar más tiempo a mimar tu producto final

La idea es trabajar cada día más rápido en un producto mejor. Y único.

Necesitarás menos infraestructura

El equipo de un fotógrafo profesional es caro. No conozco de marcas ni modelos concretos, pero cada vez que oigo a mis amigos hablar de lentes, flashes, ópticas o cuerpos de cámara (y sus precios), me dejan loco.

Una vez eliges en qué nicho quieres convertirte en un fotógrafo experto, la cosa se vuelve algo más sencilla. Podrás mejorar tu material, teniendo menor variedad pero de una mayor calidad.

Lo sé: la cámara no hace al fotógrafo; pero todos prefieren tener una buena 😉

Además, si puntualmente haces otro tipo de trabajos siempre podrás optar por el alquiler de material. La oferta cada vez es mayor y los precios para pocas jornadas suelen ser bastante asequibles.

Podrás tener precios más altos

Este punto es más psicológico que matemático. Los clientes están dispuestos a pagar un precio mayor por el servicio de un experto.

Como cliente, entiendes que un fotógrafo experto conoce las posibles adversidades y situaciones que puedan surgir; y que va a saber cómo solucionarlas y aportar su punto de vista.

En la práctica, eso se va a traducir por un trabajo de mayor calidad en menor tiempo.

Contratar a un experto aporta seguridad. Y la seguridad se paga más. Clic para tuitear

Harás (o deberías hacer) publicidad mucho más efectiva

Cuando tienes claro lo que haces, es mucho más fácil conseguir un retorno en tu inversión en marketing.

Saber dónde está tu público te ayudará a elegir en qué medios debes anunciarte. Y con qué mensaje dirigirte a ellos.

La especialización de tu trabajo también se traduce en especialización de tu público. No vale que tu público sean hombres y mujeres de 18 a 65 años que viven en Madrid… ¡ja! 

Si quieres ser un experto vas a tener que definir a tu cliente ideal (o tu buyer persona, si nos ponemos técnicos…). Pero aquí no me meto, que ésto da para otro artículo entero.

Y si no quieres meterte en ese fregao del marketing, seguro que vas a hacer muy feliz a tu agencia de marketing teniendo más claro tu negocio.

Construirás alianzas y sinergias con otros profesionales

El objetivo es convertirte en un fotógrafo profesional experto en tu nicho. Y ésto lo verán tanto los clientes como el resto de profesionales del sector.

Encontrando el nicho adecuado es más probable que otros fotógrafos dejen de verte como competencia directa. Así, estarán más dispuestos a colaborar e incluso a transferirte clientes cuando les demanden de trabajos de tu nicho.

De igual modo, tú podrás recomendar a otros profesionales cuando un cliente te demande algo fuera de tu campo de especialidad. Tu opinión como experto será más valorada y generarás sinergias positivas con otros compañeros.

No debes pensarlo como un trabajo perdido, si no como una oportunidad de mejorar tu red de contactos y proveedores.

¿Cómo especializarse? Encuentra tu nicho

Si llegado a este punto sigues sin estar convencido de que la especialización es el camino, puedes dejar de leer. Y te agradecería que me lo dijeras por Twitter, para saber que mi capacidad de convencer está siendo nula.

Si por el contrario, estás dispuesto a seguir en esta aventura, voy a darte 4 pautas clave para ser un fotógrafo profesional experto. No me considero un gurú ni nada parecido, pero me estoy viniendo arriba con el artículo y espero que esto te venga bien 😉

Busca en tus pasiones

Antes de empezar, tienes que hacerte dos preguntas clave para elegir tu nicho de mercado: ¿Qué sé hacer bien? y ¿Qué clase de fotógrafo quiero ser?

La respuesta a esas dos preguntas es la base de todo. Esa idea que tienes en tu cabeza es tu principal (y mejor) activo en este momento. Estamos hablando de tu talento como fotógrafo, tus experiencias profesionales y tus deseos.

Podrías optar por elegir tu nicho basándote en simplemente en su rentabilidad y lo caro que venden ese servicio otros profesionales. A mi me parece un error.

Está claro que cualquier profesional busca la mayor rentabilidad para su negocio. Pero si te vas a meter de cabeza a emprender un negocio, lo mejor es hacerlo en algo que te apasione.

Saltar obstáculos con algo que te gusta siempre es más fácil.

¿Elegir un nicho por tus pasiones o por su potencial rentabilidad inicial? Clic para tuitear

PD: Obviamente, si tu pasión es regalar fotos NO te especialices en ello. Aunque te entusiasme la idea igual no consigues vivir de ello…

Simplifica los primeros pasos

Desconozco los recursos que tienes para empezar tu negocio. Pero seguro que no tienes intención de tirarlos todos en una idea que te costó muchísimo esfuerzo y luego no funcionó.

Elige un nicho en el que, con pequeños pasos, puedas empezar a ver beneficios. Aunque vas a empezar con mucha fuerza, piensa que si a mitad de camino te cansas (o te quedas sin recursos), de poco servirán los esfuerzos. Las pequeñas victorias iniciales ayudan mucho. Siempre.

Encuentra la diferencia que te haga único

Ya lo hemos comentado antes: si eres un experto y aportas algo diferente al mercado, podrás trabajar mejor y vender tus servicios más caros.

Si volvemos al ejemplo de la fotografía profesional, es importante que tengas claro qué es lo que te gusta de la fotografía y dónde puedes dar “tu toque mágico”. Recuerda: no puedes abarcarlo todo ni especializarte en las decenas de ramas de fotografía que existen hoy en día.

Medita el tipo de fotografía que quieres hacer, la que te haga diferente. Y después céntrate en qué necesidad del mercado quieres satisfacer.

No te obsesiones

Aunque hablemos de toque mágico, de especialización y de hacer algo diferente/único, no te obsesiones con ello.

Debes tener claro que es (casi) imposible que te inventes un nicho nuevo. Y que, además, tu idea no tiene que tener la perfección absoluta cuando te lances al mercado.

El camino se hace andando y podrás ir perfeccionando sobre la marcha, según responda el mercado.

Nunca es el momento perfecto para emprender Clic para tuitear

No esperes tampoco encontrar el momento perfecto para lanzar tu idea. Si la buscas, siempre vas a encontrar “la excusa ideal” para alargar una semana más el lanzamiento. No te vuelvas loco: lanza, analiza, corrige y perfecciona tu idea cuando ya esté gateando por el pasillo 😉

Nuevos tiempos: 3 Nichos de mercado que no existían en 2010

Vuelvo a la historia inicial, al sector de la fotografía profesional. Las posibilidades del mercado son muy variadas. Hay nichos de mercado que llevan siglos existiendo, aunque vayan evolucionando. Has podido elegir especializarte en fotografía industrial, en fotoperiodismo o en fotos para eventos.

Tenemos otro amigo en Ensalza, Juanjo Verduda, que hace algunos años decidió especializarse como fotógrafo para bodas. Aunque hace muchas otras cosas, en la fotografía de bodas encontró el nicho en el que especializarse y aportar su toque personal.

Pero junto a los nichos más clásicos, hay otros que prácticamente acaban de nacer. Los tiempos cambian (cada vez a un ritmo mayor), y en el mercado van surgiendo necesidades nuevas casi cada día.

Si viajáramos al siglo pasado y explicáramos algunos de estos negocios, muchos nos tomarían por locos (o visionarios, según la apertura de sus mentes).

Fotos de comida

Si nos plantamos en el año 99 y tenemos un restaurante, ¿cuándo contaríamos con un fotógrafo profesional? Seguramente en los primeros meses, cuando estuviéramos definiendo la carta para hacer las fotos de los platos y poco más.

Si eras un experto en fotografía para comida en aquella época, también te podría contratar una editorial para un libro de recetas de cocina o algo similar.

Pero. ¿y en pleno 2017?

Fotografía profesional comida

Instagram de Goiko Grill, (delicioso) restaurante de hamburguesas en Madrid

Lo reconozco: me encanta comer y ver comida. Y posiblemente si ojeo a quién sigo en Instagram, un alto porcentaje son cuentas de restaurantes, bloggers de comida o similares.

Con el boom de Instagram, cada día cientos de cuentas suben (deliciosas) fotos nuevas de comida. Y esas fotografías las tendrá que hacer alguien especializado.

Aunque no conozco a ninguno, estoy convencido que existen fotógrafos profesionales especializados en este tipo de trabajos. Y es un mercado que no deja de crecer cada día.

Fotos de producto para tiendas online

Otro boom del mercado. El aumento del comercio electrónico es imparable a día de hoy. Y hay algo de lo que podemos estar seguros: en una tienda online, si la fotografía es buena es MUCHO más probable que el usuario termine comprando.

En e-commerce, una imagen vale más que mil palabras y consigue alguna que otra conversión

En torno a la fotografía especializada para tiendas online han surgido muchos profesionales y líneas de producto especializado. Existen empresas como Fotografía Ecommerce, a los que conocí hace unos años en un congreso de marketing, que han centrado todo su negocio en este tipo de fotografía y cada día aumentan sus servicios con nuevas técnicas.

fotografia profesional ecommerce

Aunque te especialices en fotografía para tiendas online, las posibilidades son infinitas

Es cierto que siempre ha existido la fotografía de producto, pero con la llegada de las tiendas online el nivel de especialización y oportunidades se ha multiplicado. Fotografías 360º, fotos con cambio de color, realidad aumentada… las posibilidades del mercado son muy amplias y la demanda también crece cada día.

Fotos para ligar

Otro sector en el que el mundo ha cambiado mucho en los últimos años ha sido el de conseguir pareja. Por falta de tiempo o por evolución de la mentalidad, cada día hay más parejas que sugen por internet.

Según algunos estudios, 1 de cada 5 nuevas parejas en Estados Unidos se ha conocido por internet. Y aunque el número de apps que han surgido es enorme, todas se centran en un mismo concepto: un perfil en el que la foto principal tiene un protagonismo total.

Y en este nicho hay otro proyecto que conozco muy en profundidad. Se trata de Fotos para ligar, un proyecto en el que mi gran amigo Norberto Gutiérrez se embarcó hace unas semanas.

Su página web, fotosparaligar.com, la hemos hecho en Ensalza y la acogida está siendo muy positiva según me cuenta Norberto. No nos sorprende, ya que en Estados Unidos hay varios fotógrafos que ya llevan algunos años trabajando con éxito en este nicho.

Fotos para ligar

Sí, también se necesita una buena foto para conseguir una cita

La idea es clara: conseguir mejores fotografías para llamar más la atención del público objetivo y mejorar los resultados. Y aquí ya no distingo si hablo de fotos para un restaurante, para los productos de una tienda online o para tu próxima cita en Tinder.

¿Conoces más nichos de mercado de este estilo? ¿Te he convencido para especializarte en tu negocio y convertirte en un experto? Déjame tu comentario y comentamos sobre ello 😉

¡Hola! Soy Santy. Analista de desarrollo y marketing online en Ensalza. Por aquí seguramente me veáis hablando de desarrollo web, Google Adwords, de emprendedores y de productividad, principalmente.

Soy zurdo, (muy) cabezota, omnívoro, ingenier-[o/ucho/ito] informático y marketero,así de raro.

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar