¿Qué es Dropshipping?

A la hora de dar el salto al comercio electrónico, una de las palabras más sonadas es la de dropshipping.

¿Sabes qué es? ¿Conoces sus ventajas y sus inconvenientes?

¡Te lo contamos todo para que descubras si es tu opción ideal!

dropshipping jpg

Dropshipping: Qué es

La traducción directa de dropshipping del inglés al castellano es un tanto extraña, porque significa algo así como “dejar caer el paquete”. Sin embargo, nos confirma de algún modo lo sencillo que es este concepto, porque básicamente, el funcionamiento de esta modalidad es que tu pones a la venta los productos de un mayorista y él los envía. Así funciona.

El dropshipping es una tendencia que está de moda porque permite a cualquier persona tener su propia tienda online y vender productos sin necesidad de realizar una inversión o tener que almacenar el producto. Digamos que, tú le das la visibilidad a los productos y el mayorista hace el resto.

Se trata de una venta de productos por catálogo y al por menor, cuya compra se hace directamente al mayorista y es él quien gestiona el stock y envía el producto al usuario final.

Es cómodo por muchas razones. Una de ellas es que no requiere de inversión inicial y por tanto puede hacerlo posible cualquier persona. Tampoco requiere de una gran infraestructura para guardar los paquetes. Es una forma de poner en marcha un negocio en tiempo récord y empezar a ganar dinero.

En España, el dropshipping se ha vuelto un modelo de negocio muy popular en los últimos tiempos. Se trata de una alternativa para las personas que quieren tener una tienda online y no disponen de un capital a invertir. Por lo que, el riesgo es nulo

Ventajas

¿Qué ventajas tiene el dropshipping?

    • Sin inversión previa: La mayor ventaja es que es algo que puedes sacar adelante ya, sin ningún tipo de inversión, sin pagar un duro hasta que recibes el dinero del comprador. No hay riesgo de perder dinero.
    • No necesitas contratar a nadie: Te ahorras los costes que implican contratar a alguien para que manipule los productos. Tú solo los expones.
    • No tienes que guardar los productos: Los costes asociados al tener que alquilar un local o almacén para guardar y gestionar los productos. De eso ya se encarga el proveedor.
    • Sin preocupaciones: Tu única preocupación es poner en marcha la tienda online, trabajar el SEO o el SEM para darles visibilidad y mostrar los productos. No tienes que enviar los pedidos ni gestionar el stock. Nada de nada. 
    • Escalable: Es un negocio escalable en el sentido de que puedes ampliar el catálogo de productos siempre que quieras. Así puedes ver lo que funciona y lo que no.

 

Inconvenientes

¿Tiene alguna desventaja importante?

      • Menor margen de ganancia: Obviamente, actúas como un intermediario sin inversión ni riesgo, por lo que el margen de ganancia es pequeño. Pero si consigues vender un gran volumen de productos de manera satisfactoria, puedes ganar mucho dinero.
      • No tienes el control: Si ocurre algún problema con los envíos, o el proveedor se queda sin stock, tu no tienes el control de la cadena de suministro, ni puedes hacer nada para remediarlo, porque se encarga el mayorista. Además, tendrás que adherirte a sus términos y condiciones, que en muchos casos, al ser empresas de fuera de la Unión Europea, no cumplen con la calidad estándar o la legalidad estricta. 
      • Plazos más largos: A menudo este tipo de soluciones implican plazos más largos, dado que tú no envías el producto, si no que lo envían desde la fábrica, generalmente desde países como China, por lo que hay que tener en cuenta que la deslocalización es un factor muy importante en este tipo de negocio, sobre todo a la hora de abaratar costes. 
      • Es complicado hacer marca: Al ser un tipo de servicio que funciona por precio, no es sencillo dar a conocer tu marca como algo «exclusivo», ni siquiera podrías plantearte estrategias de fidelización o diferenciarte por una exquisita atención al cliente… ¡Recuerda que el envío no depende de ti!

Cómo ves, el dropshipping es muy interesante para ciertos tipos de productos, aunque no es para todos los negocios y no cabe duda de que es un concepto que ha venido para quedarse.

¿Ponemos en marcha tu tienda online para que puedas empezar a vender? Cuéntanos que tipo de eCommerce necesitas, qué productos o servicios ofreces y te asesoraremos de manera personalizada. ¡Ya no tienes excusas! 😉

¿Te apuntas a nuestra newsletter?

* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén seguros con nosotros, debes leer y aceptar nuestra política de privacidad. Tus datos serán gestionados por nosotros, Ensalza S.L y almacenados en Mailchimp, nuestro proveedor de mailing. No tenemos intención de ceder tus datos a terceros salvo mandato legal y siempre podrás ejercer tus derechos sobre ellos. Puedes informarte sobre nuestra política de privacidad al pie de esta página.