El problema estrella de toda página web suele ser la falta de visitas . Ante está situación todos tenemos muy claro lo que debemos hacer, conseguir que nuestra web tenga tráfico. ¡Así de fácil! [ironía]

Otra cosa bien distinta es tener una web con visitas pero sin resultados. Está claro que esta situación es preferible a la de no tener visitas, pero debes averiguar cuanto antes qué le pasa a tu web o algún día tus visitantes volarán y no te lo perdonarás nunca [no ironía].

En nuestros años de experiencia nos hemos encontrado con problemas de todo tipo, pero hemos hecho una selección de los 5 fallos más comunes que se dan en una página web y hacen que los usuarios salgan por patas.

Si detectas alguno de ellos en tu web te recomendamos que lo soluciones cuanto antes, aquí van:

5 fallos imperdonables en tu web que espantan a tus clientes

1- Diseño (piensa en tu cliente, no en ti)

Los gustos de cada ser humano son muy variados y no existe un dogma de fe sobre el que construir el diseño de nuestra página web. Así que no te agobies con la idea de lograr el diseño perfecto (básicamente porque este concepto es imposible). Tu objetivo es que tu página web te represente pero, por encima de todo, debes lograr que tenga sentido y que tu cliente lo entienda.

Los caminos del diseño son inescrutables Clic para tuitear

Te propongo un ejercicio de reflexión: aíslate en un lugar tranquilo y olvida todo lo que conoces sobre tu empresa, conviértete en alguien completamente ajeno a tu negocio y abre tu página web.

¿Qué ves?

Toma nota. Apunta en un papel lo que te gusta de tu web, lo que no te gusta, comprueba que está muy claro a qué se dedica tu empresa, analiza si desprende profesionalidad, si parece demasiado informal, si destaca tus puntos fuertes, si los colores son armónicos y combinan bien, si te fiarías de esa empresa, si la recordarías dentro de 3 días, piensa qué elemento consideras fundamental, cuál detestas, qué cambiarías, si da una imagen demasiado fría…. Después, coge el papel y tíralo por el retrete.

¿A quién pretendes engañar? No has visto tu web de un modo 100% objetivo porque si fueras capaz de tener una visión así de analítica y neutral no estarías leyendo este artículo, o al menos habrías saltado al siguiente punto del artículo.

fallos imperdonables en tu webTu punto de vista no debe ser tomado en consideración. Ni el tuyo ni el de tu círculo cercano. Lo ideal es dejarte aconsejar por profesionales. Hace tiempo hice un artículo sobre la creación de tu logotipo, creo que puedes extraer de él consejos aplicables al diseño de tu web: 5 consejos para elegir tu Logo

CONCLUSIÓN

Un mal diseño puede ser el causante de los malos resultados de tu web. No des por sentado que todo está bien, atrévete a cambiarlo porque como diría el gran Alberto:

fallos imperdonables en tu web

 

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Albert Einstein

 

 


2- Menú de navegación / árbol de contenidos

El menú de tu página web es la pieza que le da sentido a todo y merece toda tu atención. Es tan importante que afecta tanto a tus usuarios como al SEO de tu página. Un menú mal estructurado no solo será incomprensible para tus clientes, sino que también lo será para el robot de Google.

En este artículo estoy dando por sentado que tu web ya tiene bastantes visitas, pero quién sabe si no podrías multiplicar por 5 esas visitas mejorando tu menú y favoreciendo el posicionamiento de tu página. Aun así, vamos a olvidar por un momento el SEO y centrarnos en tu cliente, que al fin y al cabo es quien te da de comer.

Estos son algunos de los problemas más comunes en el menú de una página web:

1- Demasiadas secciones: haz un ejercicio de síntesis y traslada a un papel la estructura de tu web (tranquilo que esta vez no te pediré que lo tires). Es lo que se conoce como árbol de contenidos. Se trata de la representación gráfica de la estructura de navegación de una página web. Con ese esquema podrás ver qué información estás ofreciendo al usuario y y cómo está distribuida.

Si el esquema es demasiado complejo te darás cuenta enseguida de que puedes simplificarlo.

fallos imperdonables en tu web

No metas en líos a tus clientes, pónselo fácil

¿Qué pasa si por mi tipo de negocio debo tener todas esas subsecciones? Utiliza un buscador. Mira qué bien ha resuelto Google ese problema 😉
¿Te imaginas que para encontrar algo en Google tuvieras que navegar en un menú de infinitas secciones y subsecciones? Pues eso.

2- Nombres de sección poco descriptivos: no te pases de moderno. Poner en el menú de tu web “Nuestro flow”“supercalifragilisti” puede quedar de lo más cool, pero obligas al usuario a hacer clic para descubrir qué contenido se esconde detrás. No escondas lo importante, destácalo y haz que sea fácil de encontrar tanto para una persona como para un robot.

3- Desorientación: si la navegación de tu web es rara, nadie navegará cómodo en ella. No inventes nada, pon los botones donde el usuario los espera encontrar y resalta la sección en la que se encuentra para que no se pierda.  Un detalle tan simple como que el usuario tenga claro donde está hace que se sienta cómodo navegando, si se pierde será culpa tuya y es una especie de invitación a que cierre la ventana.

4- Contacto: que esté bien visible. No vaya a ser que tu página le haya encantado pero no ha encontrado el modo de contactar contigo.

Cuida el menú de tu web, si lo descuidas echaras por la borda todo tu trabajo. Clic para tuitear

CONCLUSIÓN

No metas a tus clientes en un laberinto,  tú tienes muy claros tus servicios pero tu web debe estar preparada para recibir personas que no saben nada de ti.  El menú es un elemento fundamental. Si lo descuidas echaras por la borda todo tu trabajo.


3- Cantidad de texto

No existe una medida científica, matemática e infalible en cuanto a la longitud que deben tener los textos de tu web. Lo que está claro es que si son muy largos y densos espantarás a tu cliente por aburrimiento. Y si son demasiado breves probablemente generarás muchas dudas.

Yo siempre uso el mismo ejemplo cuando hablo con mis clientes sobre este tema. Les digo: imagina que estás tomando un café en un bar, solo dispones de 5 minutos y tienes un periódico en la mesa, ¿te lo lees entero? No. Hojeamos, vamos pasando por encima de los titulares y solo cuando encontramos uno que nos interesa nos decidimos a leer la noticia entera.

Internet es el periódico y tus textos y los de tu competencia son las noticias. Tu cliente anda buscando un buen titular, y solo si encuentra algo que le llame la atención se molestará en seguir leyendo. Tu objetivo es que lea “tus noticias” y ¡no se arrepienta!

CONCLUSIÓN

No intentes describir tus servicios con todo lujo de detalles, será imposible hacerlo sin extenderte demasiado. Ve al grano, genera confianza, diferénciate y muestra tus puntos fuertes lo antes posible, si lo haces bien tu cliente tendrá ganas de más detalles.


4- Versión Responsive

fallos imperdonables en tu web

Si tu web no tiene versión responsive estás perdiendo clientes

fallos imperdonables en tu webUna web con versión responsive adapta su contenido a todos los dispositivos modificando la relación de aspecto o posición de algunos elementos e imágenes. Esto mejora la experiencia del usuario a diferencia de lo que ocurre en páginas web de ancho fijo en las que resulta necesario hacer zoom para poder leer los textos con normalidad.

 

Si tu página web no cuenta con versión responsive es más que probable que resulte incómoda para tus clientes y prefieran navegar por otras páginas que le faciliten la vida. En este sentido es interesante que sepas cuántas visitar recibes a través de móvil o tablet. Para averiguarlo solo tienes que consultar los datos de tu cuenta de Google Analytics (Audiencia>Móvil>visión general).


 

CONCLUSIÓN

La navegación móvil se está comiendo con patatas a la navegación por ordenador, no esperes más o será demasiado tarde. Tu cliente no debe adaptarse a tu web, es responsabilidad tuya adaptarte tanto a sus gustos como a la propia evolución humana.

5- Llamadas a la acción

Para mi este es el punto más importante de los 5. Tanto es así, que merece más de un artículo hablando de ello en profundidad (me lo apunto).

Una web sin gancho es como un mostrador vacío Clic para tuitear

Una llamada a la acción o CTA (Call to action) es una invitación a tu cliente a que realice una acción. Por eso es fundamental que tengas claro qué quieres que hagan tus usuarios en tu página web. Esto parece absurdo, pero hoy en día todavía hay empresas que tienen página web porque la tiene todo el mundo y no se han parado a pensar la cantidad de oportunidades que están perdiendo.

fallos imperdonables en tu web

Ejemplos de CTA, imagen: www.cosassencillas.com/

Los CTA más comunes suelen ser: “Regístrate”, “Contacta”, “Compra”, “Pruébalo”, “Descarga”, “Reserva”… Para saber cual funciona mejor en tu web debes probar y experimentar con varios modelos, cambiarlos de sitio, de color o de forma. Analiza los datos y descubre cual de ellos ofrece mejores resultados.

CONCLUSIÓN

Tu página web siempre debe tener un objetivo y tu obligación es hacer todo lo posible porque se cumpla. Si tu página web recibe visitas pero los usuarios se van porque no saben qué hacer, tienes un serio problema.

Hola, soy David! Socio fundador de Ensalza, Director de Marketing y un tío feliz. No me considero experto en nada, pero sí muy curioso y con ganas de seguir aprendiendo.

En mis artículos me muestro tal y como soy, no me gusta aparentar y mucho menos aburrir a las ovejas hablando de cosas muy técnicas.

Siempre que puedo uso el humor en mis post, así me puedo desahogar y repartir un poco de cera sin que nadie se enfade...

[Total:4    Promedio:4/5]
Share This