¡Hoooooooooooooolap!

¿Cómo estamos? Espero pillarte con ganas de leer y sobre todo, ¡con ganas de pensar! Me he lanzado a escribir sobre las ventajas y desventajas de una página web gratis porque cada vez veo más plataformas para crear tu web gratis… Y como consecuencia cada vez veo webs menos profesionales.

Nosotros nos dedicamos al diseño y desarrollo web, y no te puedes ni imaginar la cantidad de personas que acuden a nosotros después de haber comprobado que esto de hacer una página web no es tan sencillo como “arrastrar elementos, subir la foto y ya está…”.

Si tengo que serte sincera… te he mentido un poco con el título del artículo. Desde luego en este post te vas a encontrar más desventajas, pero al menos te voy a explicar los porqués.

¡Empezamos!

Ventajas y desventajas de una página web gratis

A lo largo del artículo verás que hablaré y compararé con WordPress. El motivo es muy sencillo: es la plataforma que yo personalmente domino. No toco Joomlas, ni Drupales, ni código ni Javascriptes y no me gusta hablar de lo que no sé. Lo que sí sé, y si me has leído otras veces ya lo sabrás, es HTML, los códigos y etiquetas esenciales para Community Managers.

Para hablar de páginas web gratis tomaré como ejemplo mi experiencia con WordPress.com (que es la versión gratuita de WordPress).  Por si antes de empezar no tienes claras las diferencias entre WordPress.com y WordPress.org pásate por el blog de Publisuites que Chus lo explica chachi.

Existen otras plataformas para crear tu web gratis como Wix, Weebly u otras tantas que existen. Yo no las he probado, pero muchos de nuestros clientes sí y te aseguro que la cara de arrepentimiento cuando vienen a vernos es difícil de olvidar.

Ventajas de crear tu propia web gratis:

#1. Ahorras dinero

Esto no lo podemos negar. Haciendo tú mismo tu web ahorras dinero.

Pero quizá deberías plantearte si esta es la mejor premisa en el momento de montar tu negocio. Porque tu objetivo principal es ganar dinero. Evidentemente ahorrar nunca está de más, pero no en asuntos importantes, y la imagen de tu negocio lo es.

Además, siempre tendrás la duda de cuánto dinero has dejado de ganar por transmitir una  imagen poco profesional que te ha hecho perder clientes. Por eso, vamos a poner en duda el ahorro y matizar un poco la afirmación: “Se supone que creando tu web gratis ahorras dinero”.

#2. Presencia en internet inmediata

Esto tampoco lo voy a negar. Tu web podrá estar publicada en muy poco tiempo.

Desde luego, tener presencia en internet hoy en día es una obligación, pero ¿de qué sirven las prisas? ¿para qué corres si no sabes hacia dónde estás corriendo?

Cuando alguien decide hacer su web gratis porque además de dinero ahorra tiempo está muy claro que no le presta ninguna importancia a su web. Sabe que debe hacerlo (o eso le han dicho) pero le supone un marrón y quiere quitárselo de encima cuanto antes…

Es posible que para este tipo de clientes sea perfecta la solución de “tu web gratis”, pero antes o después se dará cuenta de que no basta con tener cualquier web. Tus clientes no son tontos y perciben pronto la falta de profesionalidad.

Una mala imagen es peor que la ausencia de imagen.

#3. No necesitas saber programación

Correcto. A priori, no tienes que tocar nada de código ni saber programación.

Pero esto es otra medio mentira… Como seas muy manta (como lo fui yo al principio) te volverás loco para instalar un plugin, borrar cachés o conectar formularios con proveedores de emails que automaticen newsletters… Te cagas.

Es posible que pienses: “Bueno esto no me preocupa, yo no necesito instalar nada de eso, no quiero líos”. Tienes razón, pero ten en cuenta que tu competencia probablemente sí lo hará… ¡Ahí lo dejo!

#4. Fácil de diseñar y rediseñar

Este tipo de plataformas parecen facilísimas y muy intuitivas. Y muchas al parecer lo son. Pero como todo en esta vida, hay que dedicarle tiempo. 

Y volviendo a las prioridades, ¿no crees que tienes otras muchas cosas a las que debes dedicar tiempo en tu negocio?

Y es que por muy fácil que sea… ¿cuánto sabes de diseño web como para elegir qué elementos son más o menos importantes? ¿Sabes cómo se comportará ese diseño en móvil? Si has elegido una plantilla que, en el ejemplo, es muy bonita… ¿Qué pasa cuando no la veas como esperabas?

Mientras tú inviertes tiempo en aprender a manejar la plataforma, tu competencia puede estar negociando mejores precios con proveedores, abriendo nuevas lineas de negocio, mejorando producto, atendiendo a sus clientes…

Cuestión de prioridades supongo…

Desventajas de las páginas web gratis:

#1. Vas a tener que currar y mucho

Si es la primera vez que te plantas ante la pantalla vas a tener que leer mucho para enterarte de conceptos básicos y cosas que sí o sí debería tener tu página web.

#2. Olvídate de editar la plantilla

Si sabes un poquito o tienes un cuñado tocalotodo tienes que saber que no vas a poder entrar al código fuente, ni tocar ni palabra de HTML ni CSS ni nada que se le parezca. Tu plantilla es la que es. Si no te gusta puedes elegir otra gratis o buscar una plantilla de pago. Chimpún.

#3. Adiós SEO, adiós

Ni te quiero hablar de lo que te va a costar escalar posiciones en SEO. Tu dominio estará siempre acompañado de un apellido poco elegante que te recordará a cada momento que eres un lañas y no quieres pagar por tu dominio: miwebessuperprofesional.wordpress.com.

 

minegocioesmuyprofesional.wordpress.com y otras cosas que deberías cambiar Clic para tuitear

#4. La plantilla no es lo que esperabas

¿Sabes la típica coña de “lo que pides en AliExpress y lo que te llega…?

Pues a tu web gratis le pasa algo parecido cuando comparas tu resultado con la plantilla de ejemplo.

Ten en cuenta que tu cantidad de contenido no es la misma que la de la plantilla de ejemplo, y no te va a resultar fácil adaptarla…

Es posible que se te  desmaquete, no puedas cambiar los colores y encima no sepas borrar cosas que te sobran ni añadir alguna en particular… ¡Qué frustración!

#5. Hola, busco soporte que me ayude

¿Servicio de soporqué? No no, no esperes un servicio de soporte personalizado. Lo que sí encontrarás (y reconozco que es muy útil y cómodo) son los foros del propio WordPress donde los usuarios plantean dudas y otros responden.

Puedes recurrir al foro y plantear tu pregunta cuando necesites. Otra opción es seguir a blogueros expertos en WordPress, como Carlos Aracil o Max Camuñas.

Pero ojo, no trates de sacarles un soporte gratuito por la patilla… Puedes leer sus artículos y aprender mucho de ello, pero siempre tendrás que aportar tu propio esfuerzo y trabajo.

¿Y entonces qué hago?

Vale, lo sé. Resulta que no encuentro ventajas en hacer una web tú solo. ¿Pero qué esperabas que te contase yo?

Puedes hacer tu web gratis, pero te anticipo que hay muy pocas posibilidades de que el resultado sea profesional.

Te cuento esto sabiendo de lo que hablo, porque en su momento cometí todos los errores que se pueden cometer al empezar un blog: lo creé en una plataforma gratis, y me volví loca al querer rediseñar algunas partes de WordPress (no sabía ni lo que era un plugin).

Después decidí comprar el dominio, pero no me gustaba. Cambié mi dominio a yanirablaya.com, instalé Divi y diseñé. Cambié el diseño. Lo volví a cambiar. Para finalmente abandonar drásticamente para involucrarme al 100% en Ensalza

En fin, un proyecto más de los que fracasan el primer año de vida por no planificar bien ni dejar a los auténticos profesionales que se encarguen de lo importante.

¿Ahorré dinero?… No sé, ¿tú que opinas?

¿Qué haría yo si estuviera en tu lugar? Rasca el bolsillo y encarga el diseño de tu web a una agencia experta

Que no, que lo siento. Que no está bien que la web de tu negocio sea gratis…

Ventajas REALES de encargar el diseño a profesionales

Me vas a tener que perdonar, pero voy a insistir un poco más en este tema:  es mil veces mejor que dejes a los que saben que se encarguen de diseñar tu web y que tú pienses única y exclusivamente en tu negocio.

Ventajas de que tu web corporativa la diseñe un profesional del diseño web:

#1. Trabajo personalizado y exclusivo para ti

Te reúnes con el equipo, te conocen y entienden qué necesitas. Cada web es un mundo, y si pones la tuya en manos expertas lo agradecerás.

No es lo mismo querer conseguir leads desde tu página de inicio que clientes desde una página de servicios o una tienda online por ejemplo.

Estar aconsejado por profesionales siempre es una ventaja.

#2. Adiós a los aspectos técnicos

Te despreocupas de miles de aspectos técnicos que te suenan a chino y no tienes porqué saber.

No te hace falta saber qué es un hosting, ni un dominio, ni un plugin ni nada por el estilo. Lo único que debes hacer es asegurarte de que  la agencia con la que trabajas es profesional. Si sabes que es así, puedes despreocuparte de todo eso.

#3. Dedícate a lo importante: conocerte

La parte en la que te toca trabajar es de las más entretenidas: elegir las fotos de tu web (hazlo bien por favor) y preparar algún texto que sientas que representa a tu marca. No es que tengan que ser los textos definitivos, ya que suele haber un experto o responsable de copywriting que les dará una vuelta para que tengan más gancho, pero ayudará notablemente al equipo de diseño para saber por dónde quieres enfocar tu proyecto.

Siéntate a pensar qué palabras, ideas e incluso sentimientos deben asociarse a tu marca. Se trata de formar equipo y que cada uno haga su parte, por eso es importante que nos transmitas todas y cada una de estas sensaciones para poder plasmarlas en el diseño.

Nadie mejor que tú debería conocer tu negocio. ¿Tienes claro hacia dónde quieres ir? Clic para tuitear

#4. Y mientras estás en tu negocio un martes cualquiera…

Te llega un primer boceto de la web completo y con todo el contenido subido. Si la comunicación ha sido fluida y hemos entendido bien lo que quieres, debería gustarte al menos el 70% del diseño que has recibido.

Te garantizo que si esa foto que ves está ahí es porque es su lugar exacto. Es ahí donde sirve para convencer, tiene los colores necesarios y la orientación justa. Escucharemos tus sugerencias, pero no te pases por el forro nuestros consejos sobre diseño web por favor. Todas las web que hemos hecho nos han encantado. Pero desgraciadamente no todas las hemos subido a nuestro portfolio después de ser “retocadas” por nuestros clientes…

#5. Últimos retoques

Ese posible 30% restante será resuelto muy rápidamente. ¿Sabes por qué? Porque es nuestro trabajo. Imagina el tiempo que te llevaría a ti hacerlo… Es normal, no se trata de una crítica. A nosotros nos resultaría imposible hacer igual de bien que tú tu trabajo. Te dediques a lo que te dediques…

#6. Tu bollo está en el horno

¡Web nueva en camino! Cuando estén todos los cambios hechos subiremos tu web a producción.

Y podrás enseñar tu web orgulloso. Además, tendrás la tranquilidad de contar con alguien al otro lado, no estarás solo porque siempre podrás acudir a nosotros para resolver dudas, ampliar tu web o contratar un mantenimiento para profesionalizarlo todo un poco más si cabe.

 

Qué listilla eres, ¡qué bien te vendes!

Pero si es que… ¡nosotros también tenemos que comer! Además: insisto, cuanto más profesional sea tu web más probable es que mejore tu negocio.

Ahora bien, y ya para ir terminando. Nosotros hacemos diseño web. No magia.

Te adelanto una cosita: tú también tendrás que trabajar. No creas que por tener una web de la leche te va a llover el dinero. Si te llaman tienes que coger el teléfono, si te escriben mails tendrás responder y si solicitan presupuesto hacer caso y prepararlos a tiempo. Cumple tus promesas e involúcrate en tu negocio. Te puede parecer obvio, pero hemos oído cada cosa…

Nosotros prometemos sacar lo mejor de ti y tu negocio en la web, pero solo tú puedes hacer que el negocio funcione.

Por eso es importante que tampoco te pases por el forro nuestros consejos de marketing 😉

Y si después de leer todo esto sigues pensando que prefieres hacer tú mismo tu web adelante. Estamos seguros de que si decides hacerlo es porque estás dispuesto a trabajar duro, eso sí, documéntate bien.

¿Qué te recomiendo leer?:

¡Gracias por leernos! =)

Soy la Community Manager de Ensalza, y responsable de redacción y contenidos en marketing.

Me encanta compartir mis opiniones y gustos con los demás y aprender de ellos. Amante de la (buena) música, de Madrid y del aperitivo a mediodía.

[Total:1    Promedio:5/5]
Share This