Qué es thin content y cómo solucionarlo en tu estrategia de posicionamiento

¡Hola, holita, ensalzeros!

No os hacéis una idea de la alegría que nos entra por el cuerpaso cuando os ponéis en contacto con nosotros para escribir en el blog. En esta ocasión, ha sido Salva Igualada, que además de controlar mucho de contenidos y SEO, nos ha traído como postre un pedazo de caso de éxito práctico que nos ha dejado así:

Nos ha encantado además, traeros un tema más técnico sobre posicionamiento web, cosas que solo los expertos saben contar así de razonaditas. ¡Gracias Salva! Ha sido todo un placer.

Venga, que te dejamos ya con él

¿Qué tal queridos lectores del blog de Ensalza?

Antes de nada, cómo no sabréis quien soy, me presento. Soy Salva Igualada, consultor de posicionamiento web y marketing digital, y podréis encontrarme en salvaigualada.com.

Es para mí un placer poder arrojar, hoy aquí, un poco de luz sobre el contenido de baja calidad (también conocido como thin content), cómo afecta a tu posicionamiento y cómo solucionarlo.

Y, cómo a todos nos gustan los finales felices, antes de terminar el artículo os mostraré un “caso de éxito” de un cliente.

Seguro que te has encontrado en la situación en la que después de pasar horas buscando palabras clave y optimizando tu estrategia SEO, por fin estás listo para dar comienzo a la creación de contenido.  Sin embargo, una vez publicados los primeros artículos, no pasa absolutamente nada.

¿Es posible que te hayas equivocado con la elección de palabras claves, o podría ser el contenido en sí?

La mayoría se sorprenden al escuchar que la calidad de los artículos publicados puede ser la causa de que no se haya logrado un buen ranking en las palabras clave elegidas. Se llama “thin content”, y es uno de los problemas más comunes y subestimados cuando se trata del éxito de la optimización de los motores de búsqueda.

¿Qué es el Thin Content?

Remontándonos a 2011, Google publicó un update o actualización del algoritmo de búsqueda (ahora que están tan de moda) conocido como Google Panda. Recordemos que en 2011 se produjeron 3 updates importantes, además de Google Panda, que fueron en relación con el factor “Freshness” y los “Sitelinks”.

Retomando la actualización de Panda, Google comenzó a penalizar sin piedad los sitios web con “thin content, en otras palabras, contenidos de baja calidad. Si el algoritmo Panda decidía que tu sitio no proporcionaba contenido de valor, podías perder una cantidad sustancial de tráfico de la noche a la mañana, vamos como con todos los updates.

Cómo ya he dicho, el thin content hace referencia únicamente al contenido de poco valor. Probablemente te has encontrado con alguno de estos contenidos cuando buscabas alguna información y te has topado con páginas que no respondían a tu pregunta (el famoso user intent o intención de búsqueda).

Es bastante fácil identificar este tipo de contenido:

  • No es un contenido original o único.
  • Longitud, en cuanto a nº de palabras, bajo.
  • Viene de una fuente externa.
  • El tema sólo se trata de manera superficial.
  • No parece tener ningún propósito ni ataca la “intención del usuario”.
  • Tiene muchos errores ortográficos o gramaticales.
  • Generalmente no está bien escrito.
  • Abuso de palabras clave (Keyword stuffing)
  • No es muy informativo.

Aunque puede que tu pretensión no sea publicar thin content (incluso es posible que ni siquiera sepas que lo estás haciendo), no hay manera de que un motor de búsqueda lo entienda. Lo único que podemos hacer es tomar las medidas necesarias para evitarlo.

Cómo afecta el «thin content” a tu SEO

Los robots de los motores de búsqueda operan usando su propio conjunto de reglas, pero su objetivo final es mostrar el mejor contenido para que la gente pueda encontrar lo que busca más fácilmente.

Esto incluye la eliminación de contenido de baja calidad, promoviendo artículos que tengan más probabilidades de proporcionar a los usuarios las respuestas que buscan. De nuevo, aparece el concepto intención del usuario.

Google y otros motores de búsqueda examinan los sitios web y revisan factores como tu credibilidad y relevancia en un tema en particular.

¿Refleja tu contenido un conocimiento profundo, de confianza y único sobre un sector?

Eso es lo que realmente interesa a los lectores. Tu posición en los rankings para ciertas palabras clave se incrementará, haciendo que tus artículos aparezcan en la parte superior de los resultados de búsqueda (SERPs) donde, lógicamente, puede atraer muchos más clics.

Si solamente vas a aportar contenido pobre, mejor quédate como estás. Que no queremos sustos de Mr. Google Clic para tuitear

Cuantas más piezas de thin content inunden tu sitio web, menos probable será que un rastreador de búsqueda te considere de autoridad en tu sector. Si te centras únicamente en los buscadores y en la cantidad de contenido, en vez de en la calidad que aportas a los usuarios, Google lo notará finalmente y, como resultado, tu posicionamiento no será el que quisieras.

Es tentador tomar el camino más fácil y producir artículos cortos centrados en palabras clave que llenen tu web de contenido “pobre” y sin sentido. Sin embargo, en lo que respecta a Google, un contenido “pobre” es peor que no publicar.

¿Qué quiere Google, entonces?

El objetivo de Google es dar a los usuarios exactamente lo que están buscando la primera vez que consultan un término. Nadie quiere buscar información en media docena de contenidos insulsos sólo para encontrar la respuesta a su pregunta.

Para ello, el gigante de la búsqueda tiene como objetivo promover artículos valiosos y de utilidad por delante del thin content.

Cuanto más alta sea la calidad de tu contenido, más probabilidades tendrás de tener éxito cuando el rastreador de Google te haga una visita.

Las dos cosas que hay que tener en cuenta para cumplir con las “guidelines” de Google son el significado y la profundidad. Los artículos extensos y bien redactados sobre un tema especializado se verán recompensados en gran medida por el algoritmo del motor de búsqueda. Añadir contenido significativo, incluyendo contenido relacionado que se basan en un tema en concreto, es aún mejor.

Abandonando la idea de artículos cortos y centrándote en contenidos que traten en profundidad y sean significativos, puedes estar seguro/a de que tu estrategia de contenidos a largo plazo será exitosa.

Céntrate en darle al usuario el contenido que busca y el resto vendrá rodado #SEO Clic para tuitear

Thin Content y la métrica “long click”

El verdadero juez que demuestra la valía de un sitio es cómo la gente reacciona cuando ve el contenido en cuestión. Los algoritmos de Google pueden ser inteligentes, pero no pueden pensar como una persona real. Para emular nuestro comportamiento, Google utiliza una métrica llamada tiempo de “long click” para medir el valor del contenido de un sitio a ojos humanos.

Un “long click” es cuando un usuario hace clic en un resultado de un motor de búsqueda, luego permanece en esa página durante mucho tiempo antes de regresar a Google para realizar una nueva búsqueda.

Este “lapso de tiempo” tiene en cuenta los minutos que tardaría en leer el artículo, junto con los clics que se producen dentro de la propia página. Después de todo, si un sitio proporciona un contenido realmente valioso, es mucho más probable que los visitantes pasen tiempo explorando sus contenidos, y no sólo que vuelvan a Google para realizar otra búsqueda.

Por el contrario, un clic corto es cuando un usuario accede a un enlace y casi inmediatamente salta de nuevo a la página de búsqueda de Google (SERPs). Normalmente hacen clic en otro resultado más abajo en la página, lo que indica que el sitio que visitaron inicialmente les ofreció poco o ningún valor.

Entonces, ¿Qué es lo que busca Google?

Un tiempo que indique que se ha producido un “long click”, lo que indica que la gente está encontrando lo que quiere en tu sitio y no siente la necesidad de volver a realizar otra búsqueda o de acceder a una fuente diferente.

Cómo identificar el Thin content

Google ha hecho sencillo identificar si tu sitio contiene thin content. Si Google detecta páginas de escaso o nulo valor, encontrarás una notificación en la sección “Acciones Manuales” de tu Google Search Console. Cuando esto suceda, deberás revisar de inmediato tus contenidos y analizar detenidamente lo que está ocurriendo.

En las directrices de Google referentes al “thin content” se describen varios pasos que puedes seguir para identificar y corregir el contenido de baja calidad.

A continuación, te indico algunos de los primeros pasos que deberías seguir:

  1. Busca contenido en tu página web que duplique el contenido que se encuentra en otras páginas o publicaciones.
  2. Encuentra páginas de contenido con poco texto, pero con varios enlaces afiliados.
  3. Busca en todo el sitio “páginas puerta” y contenido autogenerado.
  4. Analiza y se realista contigo mismo, el contenido publicados en tu sitio y pregúntate si añaden un valor significativo para los usuarios.

Cómo solucionar el Thin content

Una vez que hayas localizado el contenido pobre de tu sitio web, es hora de solucionar este grave problema. No hay razón para borrar todo y empezar de nuevo. Con un poco de tiempo y esfuerzo puedes modificar los contenidos, añadiéndoles valor y permitiendo que tu posicionamiento SEO aumente naturalmente con el tiempo.

1 # Ampliar el contenido

Añadir contenido al texto existente para hacerlo no tan “thin” o de baja calidad es una de las opciones.

Podrías añadir perspectivas alternativas al texto, introducir nuevos conceptos relacionados con las ideas centrales, añadir notas o aclaraciones paralelas a la narrativa principal, y así sucesivamente.

La longitud no es lo importante, es añadir valor a lo que ya existe.

Piensa como tus lectores. ¿Qué preguntas harían después de leer este artículo y cómo puedes responderlas?

Asegúrate de que tu idea de ampliar no es sólo hacer las cosas más complejas. Rellenar frases superfluas (texto “paja” que yo le llamo) o repetir párrafos con texto reescrito no hace que un artículo sea más útil. Tanto Google como tus lectores son conscientes de ello, y es muy poco probable que te salgas con la tuya a largo plazo.

2 # Reemplazar el contenido

Hay veces en que un artículo es tan horroroso que no existe ni siquiera la posibilidad de reemplazarlo. Ninguna información que incluyas puede añadir valor al texto, ningún texto de reemplazo o modificación puede convencer a Google de que es un contenido que vale la pena.

En este caso, tal vez quieras coger esas palabras claves de tu estrategia SEO y simplemente reescribir el artículo desde cero.

Sí, es frustrante pensar en ello, pero si te centras en proporcionar información relevante con el nuevo contenido, puedes evitar o eliminar la penalización por thin content, dándote en cambio progresos en tu posicionamiento.

3# Eliminar el contenido

De largo, el thin content es peor que no publicar ningún contenido, al menos a ojos de Google. Al publicar contenido de baja calidad, estarás comprometiendo de forma activa tu posicionamiento. Si eliminas ese contenido, ya no tendrás de que preocuparte.

Si no puedes corregir o reemplazar el contenido que compromete tu posicionamiento, es hora de reducir las pérdidas. Es tan simple como borrar o trasladar el artículo a la papelera y comenzar un nuevo artículo basándote en un keyword research amplio (correcta jerarquización del contenido, entidades, palabras clave LSI…). Sin embargo, en esta fase, sabrás qué errores debes evitar para no cometerlos de nuevo.

4 # Eliminando el thin content desde el principio

La mejor práctica es, sin duda, evitar por completo el contenido pobre. Esto asegura que de verdad aportes un valor real a tus lectores y que nunca tengas que sufrir penalizaciones SEO por contenidos de baja calidad. Ten en cuenta los siguientes consejos cuando elabores tu estrategia de contenido y publiques nuevos contenidos en tu sitio.

5# Ponte en el lugar de los lectores

Todo el alboroto que se ve últimamente por los algoritmos, es un medio para un fin. Me explico, Google quiere que la web sea útil para los usuarios de Internet. En vez de enfocarte y pensar únicamente en el algoritmo, enfócate en lo que los lectores potenciales quieren de tu contenido, y luego deles exactamente eso.

Guías, tutoriales paso a paso, descripciones detalladas, advertencias y todo lo demás. Si escribes para tu público, Google se dará cuenta y tu público se irá ampliando poco a poco.

Otro método muy efectivo es anticiparse a lo que el lector podría pensar después de leer algo en tu web y responder a sus preguntas de antemano. Esto es algo que un experto de un sector/nicho debería ser capaz de hacer.

Si escribes para tu público, Google se dará cuenta y tu posicionamiento irá mejorando poco a poco Clic para tuitear

Hacer que el tiempo de long click sea una prioridad

Esta métrica que Google tiene en cuenta es una forma sorprendentemente precisa de medir la utilidad y valor general de un contenido. Poniendo énfasis en prácticas y acciones que animan a los usuarios a pasar más tiempo en tu sitio de forma natural, aumenta el tiempo de long click, enviando el mensaje claro a Google de que a la gente le gusta lo que está leyendo.

Mejor incluso que eso, en realidad estás proporcionando más valor a los lectores, que es el objetivo final de todo esto.

Enfoque en la utilidad

¿Cuáles son las palabras clave objetivo de la URL en cuestión? Sean cuales sean, asegúrate de que el contenido en sí mismo se centra en este tema o topic. Si vas a publicar tutoriales sobre cómo invertir en bolsa, ataca de la manera más vertical esta temática. Pregúntate si a tu público objetivo, aquellos que hagan clic en este artículo les resultaría útil, y luego mejora las partes que sí lo son y elimina las que no lo son.

La longitud del artículo es (en su mayoría) irrelevante

La longitud de un artículo no indica necesariamente su profundidad o calidad. Un artículo de 2.000 palabras escrito por un redactor SEO (ojo, que no copywritter) puede proporcionar menos información que un artículo de 500 palabras creado por un experto. No equipares la longitud con la calidad, y no “fuerces” el contenido para que cumpla con un número exacto de palabras.

Valor por encima de los ingresos

En la monetización con afiliación, a menudo, el enfoque en los ingresos (con cantidades absurdas de enlaces) suele anteponerse a la calidad del contenido. Esto suele ser un grave error.

Asegúrate de que tu web tenga un propósito más allá de enviar spam a ofertas con tu enlace de afiliado. Añade información relevante y que sea útil de verdad para facilitar la decisión de compra del usuario, y se objetivo sobre si hay o no una razón para que incluir más o menos enlaces o más o menos productos.

Caso de éxito de un cliente: +86% aumento del tráfico

Para que veáis hasta que punto es importante no tener thin content en una web, os mostraré un caso de éxito de un cliente al que solucionar un problema grave de thin content le ha reportado grandes resultados.

Este cliente contactó conmigo a principios de julio del año pasado, preocupado por una tendencia negativa en el tráfico. Para que os hagáis a una idea, su gráfica en Search Console era la siguiente:

situacion inicial jpg

situacion incial 2 jpg

Tras realizar una auditoría SEO, detecté los siguientes problemas:

  • Mala distribución del “link juice” por mal uso de metaetiquetas “noindex” y “nofollow”.
  • Archivo robots.txt no optimizado.
  • Se incluían páginas sin valor en el sitemap.xml.
  • Velocidad web mejorable.
  • Enlazado interno o interlinking apenas se potenciaba.
  • Y obviamente, thin content, entre otros errores más.

En una primera fase predominó la importancia de solucionar los errores on page. De tal modo que, procedimos a mejorar la indexación y el rastreo. En otras palabras, desindexamos páginas que no aportaban a la estrategia SEO y las bloqueamos para evitar su rastreo, y potenciamos que Google “pasara” más por aquellas URLs más importantes del proyecto.

Más allá del rastreo e indexación, realizamos tareas de link sculpting ofuscando ciertos enlaces que se repetían en diferentes partes de la web. Igualmente, le dimos muchísima más importancia al enlazado interno puesto que apenas se utilizaba, y los pocos enlaces internos que había se habían colocado sin criterio.

Una vez resuelto todos los errores On Page, procedimos a analizar más detenidamente el contenido de baja calidad que abundaba en la web.

Para esta tarea utilizamos Safecont, Semrush y un análisis personalizado basado en datos extraídos de Google Search Console. Quedando el siguiente informe:

informe thin content 1 jpg

Con el informe en la mano, procedimos a eliminar, modificar o fusionar las distintas URLs que tenían contenido de baja calidad. Para ello, se contrataron a redactores para que modificaran los textos bajo pautas muy concretas (estructuración, palabras clave, entidades, long tails o LSI…)

Otro aspecto a tener en cuenta para terminar de convencer a Google de que habíamos dejado atrás el contenido de baja calidad fue incluir, según análisis realizados de las SERPs, elementos gráficos que aumentaran el tiempo de permanencia en página (vídeos, infografías…), así como, seguir potenciando los enlaces internos para aumentar el nº de páginas visitadas.

El resultado fue (aún sin haber acabado a día de hoy):

aumento trafico web jpg

  1. Aumento del tráfico web un 86% respecto al principio con “thin content”, y un 46% respecto al año anterior.
  2. Casi un aumento del 120% en el nº de clics.
  3. Más de un 365% de aumento en las impresiones.

Conclusiones

El thin content comenzó a ser un quebradero de cabeza con la entrada del Panda Update. A medida que buscadores como Google se dieron cuenta del daño que hacía a los resultados de búsqueda (SERPs) y a la experiencia de los usuarios, las webs de calidad y útiles fueron naturalmente favorecidas sobre las que abundaban el thin content.

Determinar algorítmicamente si el contenido es spam o no es ciertamente subjetivo según como se mire. Mientras te concentres en la calidad, la utilidad y los lectores, el thin content no debería ser un problema. Y si has cometido este error, ahora tiene las razones para reducirlo antes de que perjudique a tu sitio.

Pues hasta aquí hemos llegado, ha sido intenso pero seguro que has aprendido mogollón de cosas nuevas – nosotros ya os adelantamos que sí-.

¡Mil Gracias Salva por pasarte por el blog y gracias a todos por leernos! <3

¿Te apuntas a nuestra newsletter?

* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén seguros con nosotros, debes leer y aceptar nuestra política de privacidad. Tus datos serán gestionados por nosotros, Ensalza S.L y almacenados en Mailchimp, nuestro proveedor de mailing. No tenemos intención de ceder tus datos a terceros salvo mandato legal y siempre podrás ejercer tus derechos sobre ellos. Puedes informarte sobre nuestra política de privacidad al pie de esta página.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad (Sí, tus datos están seguros con nosotros) *

Antes de enviar el formulario, puedes leer aquí la información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Ensalza S.L
  • Finalidad: responder a tu comentario y notificarte sobre nuevas respuestas.
  • Legitimación: tu consentimiento a través de este formulario.
  • Destinatarios: no tenemos previso ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. 
  • Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, suprimir, portabilidad y oposición a tus datos. Los datos de contacto serán almacenados en nuestros servidores y en Mailchimp, nuestro proveedor de mailing. 
  • Info adicional: puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en el enlace al pie de esta página.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin