¿Qué es un test A/B?

¿Qué es un test A/B?

Un test A/B es una técnica de análisis y estudio que consiste en lanzar dos versiones prácticamente iguales sobre un diseño o producto pero con una ligera variación en alguno de sus elementos. Ambas versiones se lanzan a la vez y se testea cuál de ellas ha obtenido mejores resultados de interacción del público.

Este tipo de test son tremeeeeeendamente utilizados en marketing y diseño web para obtener cada vez la mejor versión de un producto, una página web o una landing page. El objetivo que se persigue realizando test A/B es identificar los cambios que incrementan y maximizan la obtención de resultados.

(Modo abuelos ON) Antiguamente, cuando en marketing daba igual el presupuesto que se gastase, ni test A/B ni ná de ná. Sin embargo, este tipo de técnicas de investigación son ahora el día a día en las empresas de marketing y diseño web. Se persigue obtener el máximo rendimiento de un producto o diseño para que consiga el máximo de conversiones posibles.

Por si te lo preguntabas, el usuario NO ve las dos versiones del test, sino que ve solamente una. Ambas versiones se muestran de forma aleatoria a unos y a otros.

Para hacer un test A/B bien hecho debes modificar en cada test UN ÚNICO elemento. Por ejemplo: el color de un botón, el texto de un título o una imagen. Si cambiases más de un elemento a la vez perderías el foco y no podrías saber qué es lo que te ha hecho mejorar o, incluso, empeorar.

Por último, y como consejo personal, nunca dejes de llevar a cabo test A/B. Incluso cuando pienses que la versión que tienes entre manos es la mejor de las mejores… ¡ERROR! Siempre se puede mejorar. El mercado cambia, el cliente evoluciona y, sobre todo en internet, la competencia es atroz. Preocúpate de tener SIEMPRE la versión de tu web o producto más optimizada y rentable posible. ¡Son todo ventajas! Mira alguna de las más destacadas son…

 

¿Qué ventajas tiene hacer un test A/B?

Son bastantes los beneficios de aplicar técnicas de test A/B para tu negocio. Ahora, entre las más destacadas:

  1. Obtienes más rentabilidad y beneficios: cuanto mejor sea la versión de tu página más ROI obtendrás.
  2. Conoces a tu público objetivo: según vayas haciendo experimento irás comprobando ante qué reacciones o estímulos responden más y mejor tus clientes o potenciales clientes.
  3. Consigues un producto prácticamente perfecto sin comerte la cabeza: son los propios clientes o visitantes los que te van ‘diciendo’ si lo que ven les gusta o no. ¿Qué mejor manera de obtener el mejor diseño?
  4. Eliges la mejor imagen, y la que mejor encaja con tu proyecto. Lo mismo con los títulos y copys: cuantos más test A/B apliques mejor será la versión final que obtengas

 

Algunos ejemplos donde aplicar test A/B:

 

test ab jpg
test ab 2 jpg

Tipos de test A/B

En diseño web, el más utilizado es el test A/B (dicho entre comillas) normal:

  • Test A/B: como decimos, el más utilizado y el que te he contado más arriba. Consiste en mostrar dos variaciones de un mismo elemento para comprobar cuál de ellos funciona mejor. Las dos versiones se muestran en la misma URL.
  • Test por redirección: también se les llama split test, pero ya sabes que no nos gusta mucho hacernos los modernos con términos en inglés. La diferencia con el test A/B es que en este caso sí se utilizan dos URLs diferentes y, por tanto, se redirige a cada usuario a un sitio distinto. Se suele utilizar cuando las dos versiones de ambas URLS son muy distintas con diseños claramente cambiados.
  • Test multivariante: este tipo de test son similares a los test A/B normales solo que introducen más variables y modificaciones que el primero, donde solo se modifica un elemento. Estos test son más complejos que los primeros y por ello se utilizan en el marketing más avanzado ya que son más difíciles de implementar.

¿Te apuntas a nuestra newsletter?

* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén seguros con nosotros, debes leer y aceptar nuestra política de privacidad. Tus datos serán gestionados por nosotros, Ensalza S.L y almacenados en Mailchimp, nuestro proveedor de mailing. No tenemos intención de ceder tus datos a terceros salvo mandato legal y siempre podrás ejercer tus derechos sobre ellos. Puedes informarte sobre nuestra política de privacidad al pie de esta página.