¿Qué es Cloud Computing?

En nuestro diccionario de conceptos no podía faltar el Cloud Computing, uno de los términos de moda debido al auge del teletrabajo y flexibilidad laboral, así como por la seguridad y facilidad de acceso a la información que aporta la Nube.

¿Quieres descubrir las ventajas de esta tecnología? ¡Continúa leyendo y aprende a dar tus primeros pasos con ella!

dispositivo en la nube

Cloud Computing: Qué es

Cloud computing o computación en la nube es una tecnología que permite acceder remotamente a diferentes programas y plataformas informáticas, al procesamiento de datos y al almacenamiento de archivos, por lo que es una alternativa frente a un servidor local u ordenador.

Es un modelo que se encuentra en auge debido a todas las facilidades y comodidades que permite, dado que no tienes que instalar apps ni pesados programas de software de forma local en los diferentes sistemas que utilices. Lo que implica ahorrar espacio, no tener que pagar por diferentes licencias de un mismo producto y en definitiva, que todo vaya más rápido y sea más sencillo de utilizar. 

Por medio del cloud computing, todos los usuarios salen beneficiados. Sin embargo, es especialmente interesante para las empresas, dado que pueden acceder a muchos recursos de manera fácil y con un acceso sencillo. Siempre bajo demanda en base a lo que necesiten en todo momento.

Es una solución perfectamente escalable en el sentido de que es acessible para todo el mundo, para personas particulares y para empresas pequeñas, medianas o grandes. Se puede adaptar a las distintas necesidades del usuario y está favoreciendo mucho el auge de negocios online, e-Commerce y diferentes servicios de información.

¿Cómo funciona la tecnología en la nube?

Para conocer mejor cómo es el cloud computing internamente, nos vamos a poner un pelín técnicos, ya que debes saber que utiliza una capa de red para conectar los dispositivos a los recursos. Estos se centralizan en un data center, que son los encargados de gestionar correctamente todos los recursos, siguiendo unos complejos protocolos para facilitar la conexión entre las computadoras en red.

De esta manera, los usuarios solamente tienen que contratar los servicios que necesiten y conectarse para disfrutarlos directamente en la nube. Normalmente, para conectarse a un servidor en la nube, solo se necesita la suscripción (siempre que sea necesaria, junto con las credenciales), acceso a Internet y un dispositivo que así lo permita. Por ejemplo, un ordenador, una tableta o un smartphone. 

Además, los servicios que se prestan a través de la nube, se suelen clasificar dependiendo al tipo de proveedor:

  • SaaS -Software como servicio: Ofrece espacio de almacenamiento, funcionalidades diversas para un determinado número de usuarios.
  • PaaS -Plataforma como servicio: Se centran en las mejoras de los recursos propios de las empresas: bases de datos, servidores…
  • IaaS -Infraestructura como servicio: Además de todo lo anterior, pone a la disposición de empresas y clientes más recursos, máquinas virtuales.. etc

Por ejemplo, uno de los tipos de mercado donde más se utiliza el cloud computing es en el famoso Big Data, ya que se necesita una gran potencia, estabilidad y seguridad para procesar una cantidad tan grande de información, aunque en este área, suele ser necesaria la experiencia de especialistas en seguridad y desarrolladores y programadores expertos en nuevos lenguajes y herramientas específicas para poder adaptar el cloud a las necesidades específicas de la empresa.

 

 

¿Qué ventajas tiene utilizar cloud computing?

Este tipo de soluciones en la nube ofrecen todo ventajas para el usuario. Por ejemplo, puedes acceder a distintos softwares o programas desde cualquier lugar y equipo. Solamente necesitas una conexión a Internet estable, lo que se traduce en una mayor rapidez en el trabajo y el acceso a la información a tiempo real. 

Por ejemplo, si en casa utilizas un ordenador y en el trabajo otro, no tendrás que pasar la información de uno a otro ni sincronizarlo. Realmente podrás trabajar sobre la nube, compartiendo el acceso o los datos con tus compañeros a tiempo real sin necesidad de instalar nada en los equipos informáticos, lo que también supone un ahorro de costes en mantenimiento de los mismos y evita la necesidad de adquirir grandes capacidades de almacenamiento físico o digital. 

Otra ventaja, es que es una solución escalable en el sentido de que está pensada para todos los tipos de usuarios y empresas, ya que consigue adaptarse siempre a ellos. A sus necesidades cambiantes y crecimiento. De hecho, según la encuesta de uso de TIC y comercio electrónico del INE (si, a veces también nos empapamos de las estadísticas oficiales para soltar algún que otro dato con fundamento), las empresas que compraron algún servicio de Cloud Computing a través Internet no paran de crecer año tras año. 

También es un modelo interesante en lo referente a las actualizaciones, porque no tendrás que actualizar directamente las aplicaciones que utilices en tus dispositivos. Todo está actualizado en la nube para que no tengas que hacer nada, ellos, como proveedores ya se encargan de todo, y se aseguran de que el servicio sea siempre estable y sobre todo, seguro.  ¡¡Solo entrar y listo!!

¿Cómo empezar a probar el cloud computing?

En la actualidad encontramos muchas opciones en cuanto a herramientas de cloud computing a disposición de usuarios y empresas. De hecho, seguro que sin saberlo ya llevas años utilizando al menos, uno de ellos: El correo electrónico. ¿Quieres más? Por ejemplo, la suite de Google Apps, que además de Gmail o Gsuite, engloba un conjunto de apps colaborativas que funcionan desde la nube: Google Talk, Google Calendar y Google Docs. Así como soluciones comerciales para empresas de Microsoft, Salesforce, etc.

Como ves, las ventajas de trabajar en la nube son tantas que ya está revolucionando la manera en la que personas y empresas se comunican. En la agencia, las solemos utilizar para la gestión del tiempo y el trabajo en equipo, para pasarnos diferentes propuestas de diseño web o incluso, para que nuestros clientes nos envíen una batería de fotos de sus productos para que las colguemos en sus páginas web.

Si lo necesitas, puedes probar ahora mismo algunas soluciones en la nube gratuitas como las que ofrece Google, desde cualquier dispositivo, tanto desde tu pc como desde el smartphone y sin que tengas que instalar nada. ¡¿A qué esperas para sumarte al cloud computing?!

¿Te apuntas a nuestra newsletter?

* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén seguros con nosotros, debes leer y aceptar nuestra política de privacidad. Tus datos serán gestionados por nosotros, Ensalza S.L y almacenados en Mailchimp, nuestro proveedor de mailing. No tenemos intención de ceder tus datos a terceros salvo mandato legal y siempre podrás ejercer tus derechos sobre ellos. Puedes informarte sobre nuestra política de privacidad al pie de esta página.