Mando correos pero nunca llegan: qué hacer antes de volverte loco

Algunas veces pasa. Enviamos un correo electrónico y no recibimos ningún mensaje de error. Parece que el correo se ha enviado correctamente y quedamos a la espera de una respuesta. El problema viene después, cuando pasados unos días sin respuesta. Hablamos con el destinatario y nos dice que nunca recibió ese correo.

Si estás notando que últimamente te pasa con más frecuencia, es posible que la IP que tu proveedor de Internet te ha asignado se encuentre incluida en una lista negra de SPAM. Debemos cambiar nuestra IP lo antes posible y sacarla de esa lista. Aunque detectar este problema es en principio complicado, es muy fácil de solucionar. Vamos a ver cómo hacerlo y los pasos a seguir.

Tranquilo: si tu IP está bloqueada es fácil de solucionar

Detectando si nuestra IP está en una lista negra de correo electrónico

    1. Lo primero, debemos saber es cuál es nuestra IP pública. Esta es la IP que nos ha asignado nuestro proveedor de Internet. Para ello podemos acceder a este enlace que nos lo da directamente. Puedes comprobar cuál es tu IP aquí.
      mando correos pero nunca llegan

 

  1. Cuando sepamos cuál es nuestra IP, podemos acceder a esta potente herramienta, que nos indica en cuantas listas negras se encuentra nuestra IP. Ahí nos aparecerá un caja de texto para introducir la IP, donde pone  “Server IP or Domain”. mando correos pero nunca llegan
  2. Después introducimos la IP que hemos obtenido y pulsamos en “Blacklist check” (botón naranja).
  3. El sistema nos devolverá un listado de comprobaciones. Si al menos una de ellas sale en rojo, con un “LISTED”, es que nuestra IP ha sido empleada para enviar SPAM.

Puedes ignorar la lista “SORBS DUHL” que simplemente te lista por tener una IP dinámica.

Quitando nuestra IP de las listas negras de correo electrónico

  1. Simplemente debemos reiniciar nuestro router, dejándolo desconectado al menos 20 segundos.
  2. Una vez hecho esto, lo volvemos a conectar y esperamos a que sincronice de nuevo.
  3. Para comprobar si la nueva IP que nos han dado está “limpia”, repetimos el proceso anterior.

 

Debemos hacer esto las veces que sean necesarias hasta que nos asignen una IP que esté completamente limpia con todas las listas en OK.

Cuando esto ocurra ya hemos terminado. Nuestros correos tendrán menos problemas para entregarse a los destinatarios.

¡OJO! No olvides que los proveedores de acceso a Internet, a veces reinician remotamente nuestros routers. Otras veces lo hacen ellos por su cuenta, por un problema en la red o si se nos va la luz, y el problema de la IP en lista negra, puede volver a producirse. Si no ocurre ninguna de estas cosas, la IP asignada puede durar incluso semanas.

Espero que este post resulte de utilidad y ayude a muchos a resolver este problema tan simple como incómodo.

[Total:15    Promedio:4.2/5]

Share This