Para empezar por el principio, antes de resolver tus dudas voy a hacerte una pregunta yo a ti,  así en plan gallego.

¿Para qué quieres tu web?

Esta pregunta es clave para poder estimar un precio, porque no cuesta el mismo esfuerzo desarrollar una web presencial sencilla con pocas pretensiones comerciales que una tienda online o un proyecto web a medida más ambicioso.

Si ya has pedido presupuesto a varias empresas de diseño web seguro que habrás recibido precios de todo tipo, desde 200€ hasta xmil€. No es que unos sean unos chapuzas y otros quieran tangarte. Muy probablemente no has dado los datos suficientes para realizar un presupuesto en firme.

En este post voy a tratar de ayudarte a la hora de pedir presupuesto para una página web.  Luego serás tú quien decida con quién hacerlo, pero al menos obtendrás presupuestos más coherentes.

7 Consejos para pedir presupuesto para una página web

1- Aporta toda la información que puedas desde el principio

Parece obvio, pero a la hora de pedir presupuesto tienes que saber para qué estás pidiendo precio. Te parecerá mentira, pero en la agencia recibimos muchas solicitudes de presupuesto en las que el cliente no nos explica qué quiere. En esos casos nos es imposible realizar cualquier tipo de estimación.

Voy a usar el mismo método que uso con mis clientes, que es utilizar su propio sector para que se pongan en mi lugar. Por ejemplo cuando mi cliente se dedica al sector de la construcción o reformas siempre le pregunto:

– ¿Cuánto cuesta reformar mi casa? 

Ante esta pregunta la respuesta es, en el 100% de los casos: DEPENDE.
Depende de los metros cuadrados, de las labores que haya que realizar, de dónde se encuentra la vivienda, de la calidad de los acabados, de si incluye fontanería… Pues esto mismo ocurre en el mundo web: DEPENDE.

Lo primero que debes hacer es concretar y no simplificar todo en el concepto Página Web.

Pide claramente lo que necesitas y recibirás un presupuesto web más exacto. Clic para tuitear

De nuevo, pongamos ejemplos para entenderlo todo mejor y para que te puedas poner en la piel de la empresa que debe darte presupuesto.

Esto está bastante claro ¿no?:

– Quiero una tienda online de venta de ropa de bebés. Se trata de una web nueva, ya que estoy iniciando la actividad del negocio. Mi público objetivo está en España. La única labor comercial se haría a través de Internet, por lo que necesitaría conocer sus servicios de marketing y posicionamiento. El estilo de diseño que me gusta es el de www.ejemplodediseño.com y www.tipodetienda.es. Tengo alrededor de 600 productos a la venta. Habría una persona encargada de gestionarla. La tienda no sería multiidioma, es decir, solo sería en español. Quiero que la web se adapte a dispositivos móviles. Yo aportaría todo el contenido, tanto los textos como las imágenes…

En cambio esto no tanto ¿verdad?:

– Quiero una web para mi tienda.

Como ves, no es necesario preparar un documento supertécnico (aunque sería perfecto). Basta con que ayudes a la persona que tiene que prepararte el presupuesto a hacerse una composición de lugar. Después habrá que matizar detalles, pero ya le has puesto en situación.

2- No te guardes secretos

No te guardes secretos al pedir presupuesto para una página web

Esto parece lo mismo que te he dicho en el punto 1, pero es muy común. En muchas ocasiones nuestros clientes se guardan detalles muy importantes y esperan a tener un presupuesto en la mano para decirlos.

Si tienes miedo a que te roben la idea, haz que te firmen un contrato de confidencialidad. Pero no ocultes la información más importante, porque esto supone una pérdida de tiempo para ambas partes.

Cualquier dato, por simple que parezca puede hacer que tu presupuesto varíe muchísimo, y desde luego si ese dato es el más importante del proyecto, la agencia debe saberlo. Ten en cuenta que antes o después tendrás que hablar de ello y ¿qué mejor momento que cuando quieres saber el precio?

3- Sé realista, usa el sentido común

Está muy bien tener ambición y pensar a lo grande, pero si quieres crear un “Nuevo Amazon” debes saber que la inversión necesaria será una cifra con muchos ceros.

Nadie en su sano juicio te presupuestará un proyecto de mucha envergadura si no aportas un plan de empresa, un briefing o cualquier documento que demuestre que hablas en serio.

Sé realista, si no dispones de tanto dinero es mejor que abortes misión y pienses algo que esté a tu alcance. Si crees firmemente en ello, ponte a buscar socios inversores ¡ya! Pero no empieces la casa por el tejado pidiendo presupuesto, no obtendrás respuesta.

En base a este mismo punto, si le pides presupuesto a la agencia más grande de España, no te asustes si recibes el presupuesto más grande de España.

4- Infórmate, ¡es gratis!

pedir presupuesto para una página web

Hay miles de maneras de informarse por Internet… y la mayoría son gratis! (Imagen: webefecto.com)

Vivimos en la era de Internet, y tú quieres hacer un proyecto Web. ¿No te parece lógico empaparte un poco de cómo va el tema antes de lanzarte a la piscina?

No hace falta que te conviertas en un experto, pero sí que leas, te informes e investigues para tener un mínimo de conocimientos. En internet puedes encontrar fácilmente toda la información que necesitas.

Esto te ayudará a detectar “buitres / tiburones”. Si demuestras claramente que no tienes ni idea, siempre habrá alguien sin escrúpulos que verá en ti una presa perfecta. Te podrán cobrar lo que quieran y tú no podrás argumentar nada en contra.

En cambio, si te has informado previamente, no solo evitarás que te engañen, sino que comprenderás mucho mejor el presupuesto que recibas.

Si quieres montar un negocio web, quieras o no quieras tienes que aprender cosas de este mundo.

5- No elijas siempre el presupuesto más barato – ¡Compara!

Voy a matizar este punto. Desde luego todos buscamos el ahorro, y no tenemos que pagar de más si no es necesario, pero como sucede casi siempre: lo barato suele salir caro.

Me refiero sobre todo cuando recibes un precio “gancho” muy barato aunque no hayas aportado apenas información. Desconfía.

Si necesitas una web muy sencilla, es probable que sea barata. Para eso es muy importante que compares y pidas presupuesto a varias agencias, esto te servirá para orientarte.

6- Huye de la superofertas por tiempo limitado

Por desgracia vemos demasiado a menudo como proliferan técnicas de venta muy agresivas que te ponen contra la espada y la pared.

Frases como Solo durante este mes o comerciales que te dicen por teléfono que para hacerte ese precio tienes que contratar ya mismo son mal asunto.

¿Por qué?,  ¿qué sentido tiene esto? El precio de tu web no depende del coste del crudo en Oriente Medio. Desde luego, están en su derecho de realizar las técnicas comerciales que deseen, pero que no te conduzcan a tomar una decisión precipitada.

Otro asunto muy diferente es si eres tú quien marca unos tiempos de ejecución. Si quieres que tu web se haga en 15 días, el precio puede ser superior porque la agencia deberá priorizar tu trabajo sobre otros ya existentes.

7- Lee el presupuesto detenidamente, no vayas solo directo al precio

pedir presupuesto para una página web.

Tómate tu tiempo, compara, léelo todo detenidamente y sobre todo… no te precipites!!

Si recibes un presupuesto muy detallado, dedícale tiempo a leerlo bien y entender lo que te están ofreciendo. El modo en el que una agencia te presenta el presupuesto dice mucho de su forma de trabajar. Si alguien se toma la molestia de explicarte claramente qué puede hacer por ti, lo más normal es que trabaje bien. No tiene nada que ocultar y domina la materia.

Además, no olvides que al otro lado hay una persona. Agradécele el trabajo aunque no decidas trabajar con él. El karma te lo agradecerá.

En cambio, si recibes un precio cerrado sin apenas explicación, por mucho que tenga un precio muy atractivo deja claro su “modus operandi“. ¿Crees que se dejará la vida en tu proyecto?

Si tienes en tus manos un presupuesto que refleja claramente lo que quieres, merece la pena pagar un poco más y tener la tranquilidad de que tu proyecto lo harán profesionales, o al menos alguien que ha comprendido lo que buscas.

Espero que estos consejos te ayuden a la hora de pedir presupuesto para una página web. Y si ya lo habías hecho antes, prueba a hacerlo ahora siguiendo estas pautas. Seguro que recibes algo muy diferente.

Y ya que estás aquí puedes empezar por pedirnos presupuesto a nosotros haciendo clic aquí. Eso sí, trata de seguir nuestros consejos please. Recuerda que somos personas 😉

Hola, soy David! Director de Marketing de Ensalza y enamorado de mi profesión. No me considero experto en nada, pero sí muy curioso y con ganas de seguir aprendiendo.

En mis artículos me muestro tal y como soy, no me gusta aparentar y mucho menos aburrir al personal hablando de cosas muy técnicas.

Siempre que puedo uso el humor en mis post, así me puedo desahogar y repartir un poco de cera sin que nadie se enfade...

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar